Cómo ahorrar en plena cuesta de septiembre

La sociedad actual se esfuerza en encontrar nuevas vías de financiación para conseguir un dinero extra que mejore nuestra economía.

Cómo ahorrar en plena cuesta de septiembre

Sin duda, una de las preocupaciones de la gran mayoría de las familias de clase media es llegar a fin de mes sin acumular deudas y con todas las facturas pagadas. La actual sociedad del bienestar nos ha creado nuevas necesidades y dependencias que, en muchas ocasiones, engrosan nuestra lista de recibos hasta el punto de que podemos pasar por difíciles momentos donde suframos de falta de liquidez económica.

Pero, además, España es uno de los países de Europa donde más pagamos por servicios tan esenciales en nuestro día a día como es el suministro eléctrico o Internet. De ahí que hayamos acuñado un nuevo término, la pobreza energética, para referirnos a aquella situación en la que un hogar no tiene ingresos suficientes para abonar las facturas correspondientes a los suministros básicos de una vivienda (luz, gas, agua…).

Pero, además, hay épocas del año en los que es aún más difícil que las cuentas nos cuadren. Es el caso de la tradicional cuesta de enero, originada especialmente por los gastos propios de Navidad (cesta de la compra, dulces, regalos, adornos…) y también ahora en septiembre, cuando la tan temida vuelta al cole se suma a que no hemos podido ahorrar nada durante el periodo de vacaciones estivales.

falta de liquidez económica

Ante este panorama, cada vez tienen más demanda los trucos y apps de ahorro, que ayudarán a las familias a buscar métodos eficaces para reorganizar su contabilidad, a analizar los balances mensuales de ingresos y gastos, a encontrar otros cauces para conseguir nuevos ingresos económicos y evitar los antojos, que no dejan de ser gastos superfluos que bajan nuestro nivel adquisitivo.

Y es que, nos encontramos en una sociedad que está saliendo a duras penas y muy lentamente de una crisis económica que ha azotado la economía del país, con altas tasas de desempleo. Esta circunstancia coyuntural ha provocado una bajada considerable de los salarios y una pérdida de derechos sociolaborales, lo que ha abocado a las familias a que los dos miembros de la pareja estén obligados a trabajar para llevar un sueldo a casa, que en muchas ocasiones no llega a mil euros al mes. Y en el caso de los/as solteros/as, algunos se ven obligados a tener que buscarse un segundo empleo para poder seguir con su nivel de vida y no vivir por encima de sus posibilidades.

Pero no siempre la solución a los problemas de liquidez se encuentra en el mercado laboral por cuenta ajena, hay muchos emprendedores/as que comienzan una nueva andadura empresarial para probar suerte en el difícil mundo de los negocios.

Incluso hay personas que arriesgan sus ahorros para realizar algún tipo de inversión en alguna empresa emergente de nueva creación, las conocidas como startups, que están inundando el tejido económico actual. En este sentido, podemos encontrar toda la información más actual sobre alternativas de financiación en https://www.ideasdenegocio.org

alternativas de financiación

Por otro lado, hay que destacar que las distintas entidades bancarias ofrecen numerosos productos destinados a incentivar el ahorro de cara a una futura jubilación o simplemente a abrirse una cuenta ahorro. Con este tipo de operaciones financieras puedes asegurarte una serie de ingresos que sólo podamos utilizar en casos de imprevistos como una avería del coche, un recibo que aparece sin esperarlo o, simplemente, alguna escapada de fin de semana.

En definitiva, aunque es verdad que el dinero no da la felicidad, lo cierto es que ayuda a que vivamos con más tranquilidad a la hora de mirar nuestra cuenta bancaria, a la vez que nos anima a planificar en un medio o largo plazo nuevos proyectos personales de vida.