Alquilar una furgoneta es la mejor solución para las mudanzas en Madrid

Alquilar una furgoneta es la mejor solución para las mudanzas en Madrid

Planificar una mudanza no solo supone un desgaste físico y emocional, sobre todo cuando esta se produce por un factor externo ajeno al deseo y a la propia voluntad, como, por ejemplo, por un cambio forzoso de trabajo o un divorcio. Además, supone un gran desembolso de dinero, algo que afecta a cualquier tipo de mudanzas, ya sean obligadas o voluntarias, para mejorar en calidad de vida.

Para llevar a cabo la mudanza, básicamente existen dos opciones: dejarlo todo en manos de una empresa de mudanzas profesional o hacerlo por uno mismo. Ambas opciones tienen sus ventajas e inconvenientes y en este articulo se van a analizar para poder acertar con la mejor opción.

Ventajas e inconvenientes de contratar una empresa de mudanza

Esta es probablemente la mejor de las dos elecciones posibles para aquellos que no disponen de tiempo y prefieren hacer frente a un alto desembolso de dinero y desentenderse de todo el proceso. Sin embargo, a pesar de ser cómodo, tienen más desventajas de las que se pueden pensar en un principio.

Para aquellas personas que sean recelosas, esta opción no es válida. Por mucho que se haga una buena búsqueda de una empresa profesional de calidad, nunca se sabe cómo estarán siendo tratadas los muebles, electrodomésticos, material tecnológico y objetos personales que se quieran trasladar en cada momento. Esto puede crear mucha angustia, pues la falta de control sobre todo el proceso es inevitable.

Esta falta de control, provoca que durante una mudanza en Madrid a manos de una empresa profesional se puedan producir pérdidas o daños. En el contrato, por tanto, hay que asegurarse de que la compañía se hará cargo de los incidentes que pudieran ocurrir, pero aún así solo se puede reemplazar si es un daño económico. Si se produce daño o extravío en un objeto de valor sentimental, la pedida será irrecuperable.

Ventajas e inconvenientes de alquilar una furgoneta

Ventajas e inconvenientes de alquilar una furgoneta

El único inconveniente es que hay que involucrarse durante todo el proceso y dedicarle tiempo y esfuerzo, por lo demás, todo son ventajas.

La primera ventaja será el gran ahorro de dinero que supone el alquiler furgonetas Madrid, pues siempre es mucho más barato que recurrir a una empresa de mudanzas. Este factor es decisivo cuando la economía manda, y después de los gastos a los que se ven forzados aquellos que deben mudarse, por el motivo que sea, cualquier tipo de ahorro en los costes es bienvenido.

La segunda ventaja, y la más importante de todas para muchos, es tener el absoluto control sobre el recorrido de los enseres en todo momento. A lo largo de una vida en una casa son muchos los objetos y pertenencias que se acumulan, pero también los sentimientos relacionados a ellos, las experiencias vividas, los recuerdos…

Nadie tratará a los objetos con el mimo que lo hará su propio propietario, dando a cada cosa el lugar y la prioridad que tienen, y no solo por el valor económico.  Con el alquiler de furgoneta sin conductor, además de ahorrar dinero, se puede hacer toda la mudanza al ritmo del interesado, dedicando más tiempo a colocar y trasladar las cosas que son más delicadas, sin tener que estar pendientes o depender de terceras personas.

Desaparece así el riesgo de pérdidas, y aunque el que se produzca algún desperfecto siempre está ahí, las posibilidades serán mucho menores, puesto que el proceso se hará con más calma y cuidado. Los profesionales, por muy expertos y cuidadosos que sean, trabajan bajo la presión de la productividad, y tienen un tiempo estipulado para cada encargo, sin poderle dedicar más.

La tercera ventaja, es que en la actualidad estos vehículos son muy cómodos y fáciles de conducir, por lo que cualquier conductor se podrá mover por la ciudad de Madrid o cualquier otra sin dificultades. Las empresas de alquiler, cuentan con importantes flotas de vehículos, debido a la alta demanda, por lo que se podrá elegir el tipo de vehículo que mejor se adapte a cada necesidad.

Razones para no elegir el vehículo propio para hacer la mudanza

A estas alturas del artículo, muchos lectores estarán pensando en que el auténtico ahorro está en hacer la mudanza en el vehículo particular, pero esto no es cierto.

Si se hacen cuentas y se piensa en el número de viajes que nos ahorraremos al trasladar los objetos en la furgoneta de alquiler, seremos conscientes de que el coste de combustible extra en el coche propio ya será un importe mucho más elevado. Como estos vehículos se pueden alquilar por días o por horas, se ajustará el coste al mínimo.

furgoneta de alquiler

Por otro lado, existen muchas posibilidades de dañar el vehículo particular o de que las dimensiones no sean las apropiadas para algunos objetos y no quepan.

Por último, el vehículo privado seguro que queda bastante sucio y haya que perder tiempo y dinero en limpiarlo, y eso en el mejor de los casos. En el peor, se habrá cargado en exceso, se habrán dejado marcas en él o en los muebles y objetos. También se incrementa el riesgo sufrir un accidente por llevar la carga mal acondicionada o podremos pagar una multa porque los agentes de seguridad vial paren el coche por este mismo motivo.