Analizan el vómito de tiburones y descubren que han estado comiendo un animal “inesperado”

Desde hace un buen tiempo se conoce que los tiburones tigre son omnívoros y un análisis del ADN de sus depósitos intestinales revela que también comen pájaros.

Analizan el vómito de tiburones y descubren que han estado comiendo un animal inesperado

Un estudio de los depósitos estomacales de las crías de tiburones tigre (Galeocerdo cuvier), una de las especies omnívoras de mayor tamaño del planeta, ha dejado al descubierto que estos escualos se han estado alimentando también de aves terrestres, además de tortugas, delfines y diversas especies marinas, reporta Science Alert, citando una reciente investigación publicada en la revista Ecology.

Específicamente, se están comiendo gorriones, palomas y hasta pájaros cantores (Passeriformes).

Sobre este comportamiento, el biólogo y coautor del estudio Kevin Feldheim, del Chicago Field Museum, explicó:

Al ver comida fácil, los tiburones tigre la recogerán, pero me sorprendió saber que comen pájaros cantores. Supuse que serían aves marinas.

Un inusual contenido en el vómito de tiburones

La idea de llevar a cabo esta investigación surgió debido a una observación poco común: Mientras se realizaba un monitoreo en 2010 a la población de tiburones, fue visto frente a las costas de Mississippi y Alabama un ejemplar joven de tiburón tigre que regurgitaba plumas de aves terrestres, las cuales terminaron siendo de un cuitlacoche rojizo (Toxostoma rufum).

Un inusual contenido en el vómito de tiburones

Con base en esta situación, un grupo de científicos de la Universidad Estatal de Mississippi (EE.UU.) determinó analizar los depósitos estomacales de esta especie de escualos, en un estudio que se prolongó hasta 2018.

Luego de capturar a 105 pequeños tiburones tigre para extraerle el contenido de sus estómagos, los científicos enviaron los residuos de su ingesta, ya digerida de forma parcial, a un centro de investigación en Chicago en el que efectuaron un análisis de su ADN. El hallazgo resultó sorprendente, y así lo describió el ecólogo marino Marcus Drymon, de la Universidad Estatal de Mississippi:

Ninguno de los componentes correspondía a gaviotas, pelícanos, cormoranes o ningún tipo de ave marina. Todos eran pájaros terrestres.

La explicación de los científicos es que estos pájaros posiblemente fueron presa de los tiburones en una zona aledaña a las costas de Hawái, área en la que un gran número de pichones comienzan a hacer sus primeros vuelos y con frecuencia caen en estas aguas.

¡Compártelo en tus redes!