Una dieta que incluya tomates disminuye el riesgo de contraer cáncer de hígado

dieta que incluya tomates disminuye el riesgo de contraer cáncer de hígado

Científicos de la Universidad Tufts de Estados Unidos analizaron el efecto que tiene el consumo de tomates en la curación de trastornos hepáticos. Concluyeron que estos vegetales son ricos en licopeno, una sustancia de influencia positiva en el funcionamiento del hígado.

Este pigmento o caroteno permite reducir el riesgo de contraer enfermedades como el cáncer de hígado e hígado graso.

Inicialmente los investigadores realizaron una serie de experimentos con roedores, a fin de cerciorarse de los efectos que conlleva la ingesta de tomates. Primero suministraron carcinógenos a los animales, a fin de inducirles la formación de tumores malignos a nivel del hígado.

A partir de allí, los ratones comían alimentos con un alto contenido de grasas y nada saludables.Paralelamente se suministraba polvo de tomates con licopeno a otro grupo de roedores.

Favorece la microflora

Este tipo de caroteno también está presente en las células de otros frutos como la guayaba y la sandía. Ese tono rojizo brillante que les da se debe a que es un pigmento fitoquímico.

consumo de tomates

Al ser incluido en la dieta de las personas, el caroteno penetra en el organismo humano con una función antioxidante para permitir así un beneficioso incremento de la microflora y, en consecuencia, mejoras del sistema digestivo. Por añadidura habrá menos riesgo para la aparición de bacterias malignas, de inflamaciones y mucho menos de que se desarrollen trastornos hepáticos graves.

Los científicos concluyeron que el polvo de tomates ofrece más beneficios para el organismo que el licopeno concentrado o puro. Este resultado lo atribuyeron a las propiedades aportadas por otras sustancias del tomate, como vitaminas, fibras, minerales y compuestos fenólicos (antioxidantes).

De allí la recomendación de los investigadores es que este vegetal, en cualquiera de sus presentaciones (jugos, salsas o frescos), sea parte de la dieta de las personas a fin de que el organismo absorba el licopeno. Acompañar su ingesta con algo de aceite de oliva, por ejemplo, acelerará su absorción en pro de los beneficios que conlleva para la salud.

¡Compártelo en tus redes!