Cuidar un ramo de flores en tres claves

Cuidar un ramo de flores en tres claves

Que nos regalen un ramo de flores es una de las mejores sensaciones que podemos experimentar en un día especial. El tiempo que la persona ha invertido en elegirlo, decorarlo y contactar con una floristería, como la floristería Flormoments, siempre es un detalle que hay que valorarlo. Sin embargo, la ilusión inicial contrasta con el desconcierto que sentimos a la hora de cuidarlo y conseguir que dure lo máximo posible.

Por ello, hemos seleccionado una serie de claves con las que podrás cuidar el ramo de flores al máximo, asegurando el buen estado de todos los tipos de flores que lo integren y maximizando su perdurabilidad en el tiempo.

La ubicación

Es importante que conozcas que es vital que las flores respiren aire natural. Por tanto, no es recomendable que las ubiques debajo de un aire acondicionado o próximas a una estufa. Si tienes un rincón al lado de una ventana o una mesa que esté próxima a ella pueden ser dos buenos lugares para dar la bienvenida al ramo en cuestión. En cualquier caso, ante todo, evita los lugares demasiado oscuros.

Es recomendable que el jarrón que sujete las flores sea de un material translúcido, como el cristal, permitiendo que entre la máxima cantidad de luz posible. Del mismo modo, el jarrón tiene que ser de un tamaño similar al de la longitud de los tallos, con el objetivo de que las flores puedan desarrollarse con naturalidad.

Es recomendable que el jarrón que sujete las flores sea de un material translúcido

Uno de los momentos más delicados es cuando se trata de llenar el jarrón de agua. La primera consideración que debes tener en cuenta que el recipiente debe llenarse con agua fresca con la cantidad suficiente de agua para que ni las hojas que se encuentran por el tallo ni los pétalos de las flores rocen, lo más mínimo, el agua.

El día a día

Durante el día a día, dependiendo del tipo de flor que componga el ramo, habrá que cuidarlo de una manera o de otra. Sin embargo, en condiciones normales es importante tener en cuenta que debemos realizar un seguimiento de nuestras flores, con el objetivo de asegurar su perdurabilidad al máximo posible. Uno de los primeros aspectos en los que debemos fijar nuestra atención es en las partes del ramo que observamos que van perdiendo vida con el paso del tiempo. En el tallo, por ejemplo, suelen acumularse una buena cantidad de hojas secas y pequeñas y es importante quitarlas cuanto antes, con el objetivo de evitar cualquier aspecto negativo que se pueda irradiar al resto de la flor.

En según qué casos, algunas floristerías venden pequeños sobres de nutrientes con los que proporcionar a la flor todo lo que necesitan para asegurar su correcta conservación en el día a día. Es cuestión de visitar la que tengas más cercana y preguntar por ellos.

cambiar el agua a tus flores todos los días

Por otro lado, es recomendable cambiar el agua a tus flores todos los días, además de limpiar el recipiente en el que se encuentran de manera regular. Las flores, como seres vivos que son, son muy sensibles a la suciedad que pueden rodear su día a día. Por ello, es muy importante asegurar el correcto cuidado del lugar en el que decidimos ubicarlas. Del mismo modo, es conveniente que, de manera regular, nos aseguremos de que la flor no ha cogido polvo ni ningún otro elemento que pueda ser perjudicial para su desarrollo. Al igual que el resto de objetos que hay en nuestra casa, las flores también puede coger y acumular polvo, como consecuencia de encontrarse en un lugar estático, por lo que es importante asegurar su correcta conservación, preocupándonos al máximo por la higiene de la propia flor.

La importancia de mantener los tallos, cortarlos de manera adecuada es la clave

Del mismo modo, es importante prestar especial atención a la salud del tallo. En este sentido, es recomendable cortar el tallo con un cúter o un pequeño cuchillo. De esta manera, estaremos aumentando su capacidad para absorber una mayor cantidad de agua y de nutrientes y alargar la duración de la planta.

Pese a que la mayoría de personas cortan el tallo con tijera, la realidad es que por el efecto que provoca en el tallo, esto puede traducirse en que los tallos y las flores se marchiten de manera prematura, ya que estaremos taponando una serie de vías e impidiendo que la planta puede obtener la máxima cantidad de oxígeno y de agua en su interior.

ramo de flores

Es importante tener en cuenta que el cuidado de los ramos de flores debe realizarse de manera periódico en cortos lapsos de tiempo, de lo contrario, podríamos estar provocando que se marchiten de manera prematura y, por lo tanto, acelerando su proceso vital. Unos cuantos cuidados cada día que no suponen ningún esfuerzo y que, siguiéndolos y siendo regulares, tendrán un importante peso en la salud de nuestras plantas.