5 consejos para disfrutar y mantener por más tiempo las lentillas

5 consejos para disfrutar y mantener por más tiempo las lentillas

Las lentillas tienen grandes ventajas. Permiten lograr una visión más clara y cómoda, sin necesidad de llevar gafas correctivas, pesadas o que limitan el campo visual. Además, las nuevas tecnologías para la fabricación de estos diminutos espejuelos permiten una gran adaptabilidad y uso para todas las edades.

Llevar lentillas durante todo el día hoy es posible siempre que el especialista en optometría y oftalmología esté de acuerdo en ello.  Existen web como Lentillas a Domicilio que permiten comprar lentillas  de fantasía o progresivas, incluso recetadas por el experto, de las marcas más reconocidas y los precios más accesibles del mercado.

Este tipo de servicios online ayuda a muchas personas mejorar su calidad y ritmo de vida, haciendo más fácil la decisión de cuándo portar las gafas y cuándo los lentes de contacto.

Las ventajas de las lentillas

Esa libertad de llevar lentillas es particularmente especial para aquellas personas que se sienten limitadas cada vez que usan gafas de montura. Como los lentes oculares se adaptan al movimiento del ojo, ofrecen un campo de visión más integral, permitiendo a la persona observar mejor los obstáculos o desplazamientos a los lados, cosa que se dificulta al portar gafas graduadas.

Según estadísticas del gremio de optometristas español, cerca del 10% de la población (entre los 12 y 65 años) usa lentillas. Y la cifra sigue creciendo debido a que es un producto sanitario que aporta una mejoría estética al tiempo que corrigen la visión.

Llevar lentillas durante todo el día hoy es posible

Para cuidar mejor de ellas, hay 5 consejos que el Consejo General de Ópticos-Optometristas brinda a la ciudadanía. Estos tips facilitan un mantenimiento adecuado y mayor disfrute de las lentillas.

1. Aprender la rutina

Pese a lo que muchas personas pueden pensar, los ojos se acostumbran fácilmente a las lentillas desde la primera vez que se llevan puestas. Para evitar inconvenientes, el gremio de ópticos-optometristas recomienda colocar y retirar los lentes de contacto comenzando siempre por un mismo ojo y proceder a sacarlas de la misma forma.

2. Higiene y cero pelusas

Las manos deben estar muy limpias, con agua y jabón, cada vez que se va a insertar o retirar una lentilla. Las manos no deben entrar en contacto con superficies que no estén higienizadas. Un paso muy importante es secarse las manos con toallas limpias y que no dejen pelusas. Si se usa papel absorbente para las manos, hay que cuidar que no queden pequeños restos de papel que puedan pasar al ojo.

3. Desinfección y mantenimiento

Las lentillas no deben enjuagarse con agua del chorro, ni con agua embotellada ni destilada, ya que pueden contener bacterias que enfermen los ojos. La recomendación es usar soluciones de limpieza recomendadas por los ópticos-optometristas. Si se usan lentillas desechables diarias no se requiere de este tipo de mantenimiento: solo se usan y se desechan.

Las lentillas no deben enjuagarse con agua del chorro

4. De uso personal

Es importante reemplazar las lentillas siguiendo las recomendaciones del óptico-optometrista y usarlas por el tiempo que indique el profesional de la salud ocular. Los lentes de contacto son de uso estrictamente personal y no se deben compartir. Deben adaptarse a las necesidades visuales de cada quien. Si, por ejemplo, se compran en un sitio online como https://www.lentillasadomicilio.com/ se pueden ordenar siguiendo la fórmula recetada por el especialista.

5. ¿Dormir con ellas?

El gremio médico recomienda no dormir con las lentillas si no tienen esta funcionabilidad. Tampoco es conveniente llevarlas más tiempo del recomendado ni bañarse en el mar y en las piscinas con ellas, ya que pueden irritar los ojos.

Las nuevas tecnologías y geometría con las cuales ahora se fabrican los lentes de contacto, permiten mantener hidratados los ojos, cuestión que no ocurría décadas atrás. Igualmente, los nuevos materiales con los que son confeccionados brindan la posibilidad de llevar lentes desechables de uso diario, semanal o mensual, aportando sencillez y confort para todas las edades.

¡Compártelo en tus redes!