Guía de cuidados básicos para la piel de tus hijos en días soleados

Guía de cuidados básicos para la piel de tus hijos en días soleados

La piel es el mejor atuendo que tenemos, y a veces le restamos importancia. Necesita más cuidados que cualquier vestido de seda. Es el órgano más grande del cuerpo; cubre casi una superficie de 2 m2 y su peso podría ser hasta de 10 kg. Funciona como una barrera protectora contra el medio externo, y es sensible al dolor y a la temperatura. Es una armadura.

La importancia y el cuidado de la piel va más allá de la apariencia física. Cada ser humano posee una piel diferente y obedece a cuidados específicos. Sin embargo, estas reglas de oro valen para todo tipo de pieles:

Cuidados básicos de la piel

  • Un tipo de piel, un cuidado: Una vez que se haya determinado el tipo de piel, grasa o seca, es importante elegir los productos para su correcta higiene y cuidado según la zona: rostro, ojos, labios, piernas, entre otros.
  • Limpieza diaria: Para no alterar la piel, en especial, en las zonas sensibles como los ojos y los labios, se recomienda utilizar desmaquillantes fisiológicos.
  • Exfoliación suave: Lo ideal es una exfoliación fisiológica una o dos veces por semana. Debe ser suave para respetar el equilibrio de la piel.
  • Hidratación continua: Para que la piel esté hidratada, deben utilizarse productos que equilibren el nivel de agua, debido a que la epidermis está conformada por un 15% de agua y la dermis por un 70%.
  • Protección del sol: El protector solar debe usarse en cualquier estación del año. Merma los efectos adversos del sol, causantes del envejecimiento.

Cuidados básicos de la piel

Cuidados básicos de la piel de los niños frente al sol

  • Sin exposiciones directas al sol: Los bebés y los niños menores de 4 años no deben exponerse directamente al sol, pues puede ser causa de quemaduras o lesiones.
  • Horas al sol: El sol entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde es fuerte y puede causar daños. Hay que evitar exponer a los niños al sol a estas horas.
  • Protector solar: Al igual que los adultos, los niños también deben usar protección solar UVA y UVB.
  • Hidratación: Además del agua, es necesario tomar frutas como las uvas y las sandías, ricas en agua para evitar la deshidratación de la piel.
  • Supervisión: El protector solar –con un filtro superior a 15– debe aplicarse media hora antes de salir, y luego cada 2 horas mientras estén expuestos al sol. 

Cuidados básicos de la piel para eliminar manchas y quemaduras

  • Agua fría en la quemadura: Al presentar una quemadura por exposición al sol, lo aconsejable es tomar un baño con agua fría para que la temperatura baje más rápido.
  • Evitar la luz directa: Se deben evitar los rayos ultravioletas, los saunas, los coches expuestos al sol o ir a la playa, porque la radiación infrarroja mancha la piel y atrasa la recuperación.
  • Aplicar protector solar: Cada 2 horas es importante aplicar nuevamente el protector solar en la zona afectada por un periodo de 6 meses.
  • Cremas hidratantes: Los especialistas aconsejan utilizar un hidratante a base de urea, vitamina C, aceites de semilla de uva o almendras o ácido hialurónico después del baño.
  • Cuidado cosmético: Los tratamientos con cremas aclaradoras como hidroquinona; el peeling con ácidos, los tratamientos con láser o la microdermoabrasión son excelentes parav mitigar las lesiones en la piel.

La piel y la tecnología van de la mano

Estos tratamientos están comprobados médicamente y llevan realizándose mucho tiempo, pero seguir una rutina de cuidados básicos de la piel no es algo sencillo de conseguir sin ayuda externa. Para eso la tecnología tiene una fácil y cómoda solución. Hablamos de una app que informa, entre otras cosas, sobre cómo broncearnos sin perjudicar la piel.

La piel y la tecnología van de la mano

Analizar el fototipo de la piel, sintetizar la cantidad de vitamina D y calcio necesario, tips para el cuidado de los huesos y una función para controlar el protector solar es todo un hecho gracias a Sun Quiet. Para conocer cómo funciona puedes acceder a la app cuidado solar y descargarla en tu móvil. Tener una piel deshidratada por falta de información o por falta de tiempo ya no es una excusa.

¡Compártelo en tus redes!