Consejos para que este verano el sol no afecte a tu piel

días de verano

Los días de verano nos dan la excusa perfecta para disfrutar del sol en la playa. Y aunque son muchos los beneficios que podemos obtener de un día de relax bajo el astro rey, también es cierto que los riesgos de muchas horas de exposición sin la protección adecuada son de considerar.

La piel sufre mucho los efectos de un pobre cuidado frente al sol. Desde insolación hasta leves quemaduras, son algunas de las lesiones que podemos sufrir si no la protegemos bien. A ello habría que añadirle el daño extra que causa el agua clorada de las piscinas y la sal del mar, así como la humedad propia de las zonas costeras.

Disfruta del sol al máximo y sin preocupaciones, con estos consejos para cuidar tu piel en verano que te damos a continuación.

Usa protector solar

Esta es la primera regla para el cuidado de la piel bajo el sol y no es negociable. El uso del protector solar es esencial no solo en un día de playa o piscina, sino que también debe usarse durante todo el verano.

Usa protector solar

Por tanto, considera aplicar un fotoprotector de al menos factor SPF 30 en todo tu cuerpo antes de salir de casa. Luego, vuelve a aplicar otra capa justo al llegar a la playa o piscina y cada cierto tiempo durante tu estadía en el lugar. Con esta práctica disminuyes el riesgo de sufrir cáncer de piel a largo plazo, al tiempo que evitas las manchas ocasionadas por el sol.

Hidrátate más

Las altas temperaturas de la temporada hacen que nuestro cuerpo y nuestra piel se deshidraten más rápido, por lo que es necesario tomar más agua. Ingiere, cuando menos, 8 vasos de agua al día y, si vas a la playa o piscina, ten en cuenta beber más líquido.

Más cremas hidratantes

Sumado al consumo de suficiente agua para que tu piel no se reseque, es vital que apliques en tu cuerpo lociones hidratantes. Este tipo de cremas se diferencian de las típicas lociones humectantes en que retienen el agua natural de la piel para mantenerla sana y bonita, de modo que tenga la capacidad de aprovechar los beneficios de otras cremas o tratamientos.

Exfóliate

Esta es una práctica que debe realizarse justo unos días previos a tomar el sol en la playa o piscina, para retirar todas las células muertas que impiden la obtención de un lindo bronceado, así como la acción del protector solar y de las lociones hidratantes.

Más cremas hidratantes

Dile “No” a las gaseosas y bebidas alcohólicas

Durante el verano es muy común beber gaseosas y más si vamos a tomar el sol en algún balneario. Pero, además de que la sensación de hidratación dura muy poco como efecto del gas, estas bebidas tienen un gran contenido de azúcar que resulta dañino para la piel. Otro tipo de bebida que se consume enormemente durante el verano y que también debe evitarse es el alcohol, pues su efecto diurético reduce el agua en nuestro organismo.

Llena tu plato de frutas y verduras

En verano es mucho más importante el consumo de 5 raciones de frutas y verduras que durante el resto del año. Así que no las olvides, e incluso, ten preferencia por aquellas con alto contenido de vitamina C, betacaroteno y licopeno; como es el caso de las naranjas, toronjas y limones, zanahorias, calabazas, tomates y sandías, respectivamente.

Aprovecha el sol en las primeras horas de la mañana

Generalmente tenemos la costumbre de ponernos al sol justo en las horas menos recomendadas. Evita a toda costa exponerte entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, si no deseas recibir las radiaciones más altas de rayos UVB y UVA.

Usa gorras y sombreros

Nunca está de más un tip extra de protección frente al sol. Por eso, no olvides tu gorra o tu sombrero de playa más bonito, así protegerás tus orejas: la zona del cuerpo injustamente olvidada en lo que a protección solar se trata.

Aprovecha el sol en las primeras horas de la mañana

Y como el protector solar es el primer indispensable de nuestra lista, queremos recomendarte el fotoprotector Isdin fusion water color, con factor de protección SPF 50, que te ayudará a lograr ese lindo bronceado que deseas. Cuida tu piel con Isdin.