Todo lo que necesitas saber sobre el cultivo de interior de cannabis

Todo lo que necesitas saber sobre el cultivo de interior de cannabis

Cuando decidimos adentrarnos en el mundo del cultivo de marihuana por primera vez, son muchos los interrogantes que surgen: ¿qué variedad de plantas cultivar?, ¿qué abonos?, ¿qué cantidad de riego necesitan?, ¿qué sistema de cultivo utilizar?, entre otras muchas.

En este artículo vamos a ver y a analizar algunas de las cuestiones básicas que deben conocer aquellos que se adentran en este mundo, pero si no quieres complicarte demasiado, debes saber que existen kit de cultivo, un kit completo con armarios indoor que son sin duda la fórmula más sencilla para iniciarse con el cultivo de esta interesante planta en interiores.

Con estos kits de cultivo tendrás todo lo que necesitas para una plantación segura y a tu medida, ya que los hay desde los más básicos a los más completos y armarios de cultivo de distintas dimensiones para que se ajusten a lo que andas buscando. En armariosdecultivo.com, encontrarás toda la información que necesitas y asesoramiento personalizado.

Como información introductoria vamos a ofrecer en este artículo una breve guía básica para el autocultivo de cannabis.

Cómo planificar nuestro cultivo de interior

Antes de comenzar y de pensar en la compra, deberemos planificar nuestro cultivo para no echar en falta nada y tener todo lo necesario. Lo primero será determinar el emplazamiento, dónde vamos a realizar el cultivo, qué espacio le vamos a dedicar, y el mejor emplazamiento para colocar el armario de cultivo.

Cómo planificar nuestro cultivo de interiorLas principales razones por las que resulta más ventajoso este sistema es que permite la optimización de las temperaturas, así como el control de las humedades y se evita la entrada de luz del exterior, entre otras.

Al usar este tipo de armarios, una vez acabado el cultivo los podemos desmontar y guardar hasta que volvamos a usarlo. Estos kits, como comentábamos, son ideales para iniciarse. Una vez que tenemos el armario y todos los elementos que necesitamos para el cultivo, determinaremos la variedad de plantas a cultivar y el número de ellas.

Hay diferentes opiniones en el mundo del cultivo de interior de cannabis acerca qué sistema utilizar, si tierra, hidro o aéreo, pero para los principiantes se suele recomendar la tierra por ser el método más sencillo y que menos problemas y complicaciones presenta. Por tanto, lo más fácil para cualquier principiante es utilizar sustrato de tierra.

Para cada planta se utilizarán dos macetas, una pequeña para el inicio del cultivo y una bastante más grande para poder llevar a cabo la segunda parte de crecimiento y la floración. Cabe señalar que podemos realizar el cultivo directamente y desde el primer momento en la maceta grande, pero esto nos exigirá un control del riego mucho más exhaustivo y se pueden cometer errores por exceso de agua.

Plantas de cannabis de cultivo sencillo

Hoy en día podemos encontrar muchas variedades de plantas de marihuana en el mercado, pero lo que nos interesa saber en nuestros comienzos es cuáles son las más recomendables para nuestra inexperiencia, aquellas con las que tendremos más facilidades de éxito. En este caso, aspectos fundamentales serán la resistencia de la planta a las diferentes plagas, las fertilizaciones, información básica sobre cada variedad para no cometer errores por excesos de agua o de calor o frío, así como cambios bruscos en la humedad que podrían alterar la calidad y el crecimiento de estas plantas.

Plantas de cannabis de cultivo sencilloEn España, por ejemplo, donde contamos con un clima templado con diferentes estaciones, tendremos que considerar que no es lo mismo cultivar en invierno o en verano, ya que las temperaturas externas también influyen a nuestro cultivo, aunque este sea de interior.

Es por este motivo que los expertos recomiendan empezar con plantas de carácter indica/sativa con un periodo corto de floración para poder familiarizarse pronto con este tipo de cultivos y su proceso.

¿Qué sustrato y abono son los más recomendados para el cultivo de cannabis?

Este es uno de los grandes interrogantes que mencionábamos al principio de este artículo, y como decíamos la tierra es el mejor sustrato para comenzar. El principal motivo es que ofrece más margen de error en comparación con los demás sustratos. Es importante saber que no sirve cualquier tierra, sino que debe tener unas características específicas y una composición determinada.

En el caso de no querer comprarlo, podemos hacer nuestro propio sustrato, y aunque no hay una única fórmula correcta, sí que es importante que su estructura sea esponjosa, que sea capaz de retener nutrientes y la humedad justa, pero que también sea capaz de drenar con facilidad. Un ejemplo de buena composición sería la siguiente: 30% Turba negra, 25% Turba rubia, 30% Turba negra, 20% Perlita, 15% Coco y 10% Humus de lombriz.

En el caso de los abonos también encontramos muchos tipos: biológicos, minerales o bio-minerales, entre otros, cada uno tiene sus propias características y utilidades.  Para nuestro cultivo lo más recomendable será un abono bio, ya sea en polvo o granulado, y de liberación lenta. Esto permitirá a la planta alimentarse a su ritmo y no tendremos que ir añadiendo abono líquido en el riego.