“Se desmoronan los ecosistemas”: La alarmante disminución de la avifauna en América del Norte

La proporción indica una reducción de cerca de 3.000 millones en la cantidad total de aves debido a la destrucción de su hábitat.

La alarmante disminución de la avifauna en América del Norte

Investigadores norteamericanos han revelado que en Estados Unidos y Canadá ha desaparecido cerca del 30% de su población de aves durante las últimas cinco décadas. El alarmante dato es el resultado de un monitoreo múltiple realizado sobre este tipo de fauna desde 1970, y deja ver cambios significativos en la forma como se están componiendo los ecosistemas, según señalan en la investigación publicada en la revista Science.

Con este porcentaje, se estima que sobre la cantidad total se han perdido 2.900 millones de aves, cifra que incluye a algunas de las especies más corrientes que muchos habitantes de Norteamérica ven o veían con mucha frecuencia. De esa cantidad de aves, más del 90% hacen parte de apenas 12 familias, entre las que se encuentran currucas, gorriones, pinzones y mirlos.

Evitar el colapso de la avifauna

Para estos expertos, las cifras obtenidas apuntan a la urgente necesidad de actuar contra las amenazas para evitar que colapse la avifauna en los próximos años. Al respecto, Peter Marra, coautor de la investigación, comentó:

Una pérdida asombrosa que sugiere que la estructura misma del ecosistema de América del Norte se está desmoronando.

En su trabajo, los investigadores señalan que la destrucción del hábitat es quizás el mayor causante del drástico descenso poblacional. Durante estos últimos 50 años, ha desaparecido más de una de cada cuatro aves. Ante la preocupante situación, Marra insistió:

Pongamos eso en el contexto de las otras disminuciones que estamos viendo, desde insectos hasta anfibios, lo que sugiere que hay un colapso del ecosistema, que debería ser un problema para todos.

Menos vuelos de aves

Utilizando radares instalados en estaciones meteorológicas, los científicos pudieron rastrear aves migratorias y observaron también que la disminución ha sido visible. Esto informó el investigador Adriaan Dokter:

La cantidad de ‘biomasa de aves’ en vuelo sobre nuestras cabezas ha disminuido en aproximadamente un 14 % desde 2007.

En compensación, resalta la investigación, se han triplicado las poblaciones de aves rapaces desde 1970. Este aumento es atribuido por lo expertos a las regulaciones de los gobiernos que prohibieron tanto el uso de un pesticida nocivo como la caza de estas especies. Además, la cantidad de patos se incrementó un 50% a lo largo del mismo tiempo, lo que evidencia las medidas aplicadas para conservar los humedales en gran parte de América del Norte.

¡Compártelo en tus redes!