Por qué los Esports son tan populares


deportes electrónicos

Los esports son, como su nombre lo indica, los deportes electrónicos. Se refiere a los videojuegos que se han catalogado como deportes, gracias a las características que tienen. Es un sector que ha revolucionado tanto a los videojuegos como a los deportes, y su popularidad no hace más que crecer con los años.

Los medios informativos

Si bien los medios de noticias especializados, como CNN, por ejemplo, no se dan a la tarea de las transmisiones de los eventos de los esports como de otros deportes, la prensa online se encarga de ello. Los seguidores más acérrimos de estos deportes pueden informarse de manera inmediata gracias a Internet.

Las noticias en estos formatos permite que haya una actualización en tiempo real de todo lo que ocurre. Además, es posible ver distintos puntos de vista de los distintos medios digitales expertos en el área, que se dan a la tarea de informar y de analizar los sucesos de los videojuegos. Hay espacio para páginas como Fornite Fans y otras más clásicas como 3DJuegos, se trata de una forma de comunicación que no se satura y siempre cada nuevo exponente tiene algo nuevo para ofrecer.

La accesibilidad de los medios en parte ha hecho que los esports se popularicen. Es muy fácil enterarse de lo que está pasando en el mismo instante y conocer muchas perspectivas a la vez.

Por qué son deportes y qué los vuelve populares

Al ser videojuegos, puede parecer muy difícil de creer que se vean los esports como un deporte. Sin embargo, el debate está abierto, y tiene bastantes puntos a su favor. Es más, si supuesta ausencia de actividad física es un problema, tiene como antecedente al ajedrez. Y este será un precedente importante para comenzar a entender este fenómeno como deporte.

Fornite

En un principio este deporte de mesa pareciera no requerir de ningún esfuerzo físico, pero los jugadores están sometidos a tanto estrés y requerimientos mentales, que el ajedrez es uno de los deportes más exigentes físicamente hablando. Con decir que una partida de ajedrez profesional puede hacer que un jugador queme más calorías que en un partido de fútbol.

La razón es que las calorías deben quemarse para transformarse en la energía necesaria para que el cerebro actúe con precisión, atención y rapidez, aunque el resto del cuerpo no esté tan activo. Lo mental está manejado por este órgano, por lo que no se lo puede pensar como algo separado del cuerpo. La toma de decisiones es llevada por éste y durante un juego de ajedrez, es lo que más importa, por lo que se estresa al límite.

Con los esports ocurre exactamente igual. Si bien no resulta tan pausado como lo puede llegar a ser el ajedrez, el cerebro sigue con una carga impresionante de trabajo. Ahora las decisiones respecto a la estrategia deben ser tomadas de inmediato, evaluando el corto y el largo plazo de la partida. Todo esto entendiendo que debe atender a las necesidades de los reflejos y el trabajo en equipo. Hasta ahora parece que se puede considerar un deporte, pero hay más.

Respecto al entrenamiento, sí hay una exigencia física que atender respecto al resto del cuerpo. Los hombros, el cuello, la espalda, los brazos, las muñecas y las manos deben estar en óptimas condiciones para poder maniobrar sobre el teclado. Suena un poco extravagante, pero solo hay que ver las lesiones de túnel carpiano a causa del trabajo oficina, por solo poner un ejemplo. Contextualizando el caso de los esports, hay una gran diferencia entre la velocidad y flexibilidad que puede tener un jugador profesional al momento de hacer uso del teclado, lo que se traduce en habilidad motriz. Esto, por supuesto, requiere de un entrenamiento para alcanzar una condición óptima.

Además, está la cuestión de mantener en forma el resto del cuerpo. Como todo deporte, se requiere de salud, la cual va a incidir en el rendimiento físico y mental. Es por ello que los jugadores profesionales son entrenados bajo directrices estrictas de ejercicios, dieta y horarios de sueño.

Cómo se acercan los esports al público

Juegos como Dota o LoL, por ejemplo, son vistos por cientos de miles de espectadores cuando hay un campeonato o una liga. Tal cual ocurre con los deportes convencionales, como el fútbol o el béisbol. Ahora bien, resulta muy accesible seguir en vivo estas partidas (ya no hablamos de partidos), gracias a las plataformas de streaming.

Cómo se acercan los esports al público

También hay otro factor con respecto a la accesibilidad: es mucho más fácil proyectar como meta realista ser un jugador profesional de un esport que de un deporte convencional, ya que, simplemente, se ve más fácil. Es una industria sumamente rentable en la que ganan cientos de miles de dólares al año los mejores y no hay restricciones de edad. Es mucho más fácil proyectarse hoy día desde un ordenador que en una cancha. La interactividad de los usuarios y la posibilidad de emular lo que hacen estos deportistas, ya no es tan descabellada como hacer una bicicleta de Ronaldinho hace dos décadas.

¡Compártelo en tus redes!