¿Vendes tu casa y quieres evitar la plusvalía?

Vendes tu casa y quieres evitar la plusvalía

A la hora de vender una casa hay ciertos aspectos a tener en cuenta para conseguir sacar el máximo beneficio de esa venta. Uno de los aspectos más importantes es que el Constitucional llegó a anular la plusvalía municipal cuando no se producen ganancias. Hay muchas dudas rondando este tema porque todavía no ha empezado a decidirse nada en firme para la modificación legal de esta Ley.

Al no llegar esta nueva Ley, las dudas y preguntas cada vez son más respecto a este tema. Por eso es importante conocer los detalles sobre este cambio en la Ley y cómo afecta tanto a vendedores como herederos de inmuebles.

¿Qué es el impuesto de plusvalía?

Este impuesto se aplica sobre toda venta o donación de un inmueble, y llega a recaudar alrededor de 2.000 millones de euros a los distintos Ayuntamientos. En teoría este impuesto sólo se debería aplicar cuando la casa en venta ha adquirido un mayor valor en el período de la compra posterior y la venta actual.

A la hora de vender una vivienda, es la persona que lo vende la que debe pagar este impuesto. Cuando se trata de una donación es la persona receptora de la casa la que abona la plusvalía.

¿Es un impuesto todavía vigente?

Dos años de litigios han pasado y todavía no ha quedado una respuesta clara para esta pregunta. En 2012 el Tribunal Superior de Justicia dio la razón a todos los contribuyentes que se quejaban por tener que pagar un impuesto que se basa en el incremento del valor de los terrenos sin que este incremento hubiera sucedido.

Los profesionales del sector del inmueble recomiendan a todos aquellos contribuyentes que hayan tenido una venta en los últimos cuatro años que reclamen. Es decir, primero se debe haber pagado el impuesto para más tarde realizar una reclamación. Para llevar a cabo esta reclamación se debe presentar un escrito en el Ayuntamiento adjuntando todos aquellos documentos que demuestren el pago del impuesto de plusvalía así como la cuantía del mismo. A partir de aquí empieza todo un proceso administrativo. Si por lo que fuera el Ayuntamiento no acepta la solicitud y no es posible encontrar una solución por la vía municipal, entrarían en juego varios procesos judiciales.

Evitar el pago de la plusvalía

En ciertos casos contados se puede evitar el pago de este impuesto:

  • Cuando, a través de la compraventa, se compró una vivienda gracias a un contrato privado y no se llegó a elevar a público. Si se abona el IBI a nombre de la persona que la compra se puede evitar el pago de la plusvalía.
  • Otro caso es cuando alguien firma un contrato de compraventa, ya sea como parte vendedora o compradora, pero esta persona muere. Las personas a las que se les adjudique la herencia deben hacer público ese contrato para evitar el pago del impuesto.
  • Si hace ya más de cuatro años que se paga el IBI de la vivienda que se compró en contrato privado con tu nombre y se eleva a público, la fecha que se debería tener en cuanta es la de la escritura pública. Pero el artículo 1227 del código civil dice que: “La fecha de un documento privado no se contará respecto de terceros sino desde el día en que hubiese sido incorporado o inscrito en un registro público, desde la muerte de cualquiera de los que lo firmaron, o desde el día en que se entregase a un funcionario público por razón de su oficio”.

Pero para cualquier duda que se tenga sobre el tema del pago de la plusvalía municipal, lo mejor que se puede hacer es acudir a especialistas en la materia, es decir, contactar con asesoramiento legal dentro del sector inmobiliario para que puedan aconsejarte de la mejor de las maneras teniendo en cuanta tu situación. La inmobiliaria Deplace, por ejemplo, ofrece este servicio entre muchos otros.

En cuanto al número de afectados por este impuesto, se estima que sólo contando los últimos cuatro años, se han hecho una media de ventas que se sitúa en 400.000 inmuebles cada año. Es decir, alrededor de 1.6 millones de euros. Esto traducido en el impuesto municipal de plusvalía llegaría a ser sobre 8.762 millones de euros.

¡Publícalo en tus redes!