Fórmulas sencillas para mejorar la capacidad de memorización

memorización

La sensación constante de que las generaciones más mayores consideran que sus descendientes se encuentran con un mundo mucho más cómodo y con más facilidades ocurre siempre. Una buena muestra de ello es todo aquello que tiene que ver con los estudios y la formación.

En estos días estamos comprobando quejas constantes que se repiten cada año en España, las pruebas de acceso a la Universidad. En redes sociales leemos quejas constantes tanto por parte de los estudiantes, que consideran que los exámenes son excesivamente difíciles, como de otros usuarios que consideran que son quejas infundadas, aludiendo a que cuando ellos hicieron esos mismos exámenes, el nivel exigido era mucho más alto.

Saber si esa idea generalizada de que las generaciones actuales están sometidas a un esfuerzo menor que el de generaciones con más edad responde a ese síndrome de no aceptar la madurez, pero es también indudable que el acceso a fuentes de comunicación e información constantes y el abuso de las redes sociales afecta de manera relevante al proceso de aprendizaje y memorización.

El abuso de redes sociales y su impacto en la memoria

Un estudio elaborado en la Universidad de Princeton y dirigido por la doctora Diana Tamir concluye que tomar fotos y hacer vídeos de una experiencia, así como difundirlo en las redes sociales, afecta la capacidad de las personas para tener recuerdos precisos de los eventos.

El abuso de redes sociales y su impacto en la memoria

Según las conclusiones de Tamir y su equipo, compartir fotos daña la formación de los recuerdos, tanto en la experiencia del vídeo como en los paseos en el mundo real. La tecnología distrae de nuestras experiencias, limitando nuestra capacidad de recordar los momentos a los que deseamos aferrarnos.

Esta realidad puede extenderse no solo a las redes sociales, sino al uso excesivo de los dispositivos móviles con internet. Al igual que las calculadoras consiguen en ocasiones que se pierdan capacidades de cálculo, o la escritura en pantallas (con traductores simultáneos) hace que olvidemos reglas de ortografía, con la memoria ocurre algo similar, ¿por qué vamos a recordar, por ejemplo, datos de cultura general, si podemos constantemente consultar esa información de manera rápida en internet con nuestro smartphone?

Los trucos para mejorar la capacidad de memorización

Dejando a un lado los remedios caseros, que pueden resultar útiles para muchas personas pero se alejan de estar comprobados científicamente, existen algunas prácticas o trucos para potenciar la memoria basados en estudios y evidencias científicas.

El conocido como método Loci consiste en exprimir las habilidades de memoria espacial. Su funcionamiento es el de dar un pequeño paseo mental por un lugar que se conoce a la perfección y visualizar en cada estancia la parte de la información que hay que recordar.

Los trucos para mejorar la capacidad de memorización

El método Loci es muy apropiado para aquellas personas, como ocurre con el personaje de ficción Sheldon Cooper, que tienen memoria eidética, es decir, la habilidad de recordar imágenes con niveles de detalle muy precisos.

Un truco más conocido para mejorar la memoria es el uso de acrónimos. Se trata de una fórmula realmente aconsejable de ejercitar la memoria. Es más sencillo recordar una palabra o una frase que una gran lista de información. Con respecto a cómo podemos mejorar la memoria, los acrónimos lo que hacen es echar mano de las iniciales de los elementos o las tareas a recordar para formar esos acrónimos.

La asociación es una tercera práctica que ayuda a memorizar listados. Se basa en elaborar una especie de historia empleando los elementos de la lista a recordar, de manera que cada uno de estos elementos  acabe conduciendo al siguiente. Se entiende que la visualización mental de esa historia provoca que sea más cómodo recordar ese aprendizaje.

Si lo que se trata es de recordar cifras con muchos dígitos, por ejemplo el número pi, un truco es dividirlo en proporciones pequeñas, separando la cifra total en partes más pequeñas. Este ejercicio, que se puede practicar a diario, ayuda a potenciar la capacidad de memorizar en todas las áreas de conocimiento.

ejercitar la memoria

Un último método de aprendizaje es el método PQRST, muy utilizado por los estudiantes. Las siglas corresponden a las iniciales de “preview, question, read, state, test” (previsualización, preguntas, lectura, respuesta, revisión). Este método es una técnica de estudio muy habitual que se inicia con una lectura rápida y continua con la formulación de preguntas, una lectura con detenimiento, las respuestas a esas preguntas y la revisión del texto.