El riesgo de muerte aumenta incluso comiendo pequeñas cantidades de carnes rojas y procesadas

Una nueva investigación encontró que comer 50 o menos gramos de carne al día puede "afectar negativamente la salud y el tiempo de vida de las personas".

carne roja

Ingerir carne procesada o carne roja, así se haga en menores cantidades diarias (inferiores a 50 gramos), aumenta el riesgo de mortalidad por cualquier causa, particularmente por afecciones cardiovasculares, así lo reseña una reciente investigación publicada en Science Daily.

Un grupo de científicos de la Universidad de Loma Linda en Estados Unidos tomó como muestra para su investigación a 96.000 hombres y mujeres pertenecientes a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, una congregación cristiano-protestante conformada en su gran mayoría por vegetarianos o individuos que ingieren muy poca carne. Esto dio lugar para enfocar el estudio en un campo científico escasamente analizado, como es la ingesta mínima de carne: De la muestra analizada, el 90% consumía 50 o menos gramos diarios.

En la investigación se observó las causas del fallecimiento de más de 7.900 individuos a lo largo de 11 años. El número de muertes por enfermedades cardiovasculares fue cerca de 2.600, y más de 1.800 por algún tipo de cáncer.

El consumo de carne procesada no se tuvo en cuenta de manera individual para relacionarlo con riesgos de muerte prematura, dada la baja cantidad de miembros que se alimentaban solo con ese tipo de proteína animal. Sin embargo, reunido con el consumo de carne roja, sí fue relacionado con altos niveles de riesgo de fallecer de forma temprana.

Al respecto, el doctor Michael Orlich, coautor de este estudio destacó:

Nuestros hallazgos apoyan las indicaciones existentes, que sugieren que comer carnes rojas y procesadas puede tener efectos negativos sobre la salud y la longevidad.

¡Compártelo en tus redes!