El extraordinario caso de Munira Abdulla, la mujer que despertó de un coma de 27 años

El extraordinario caso de Munira Abdulla
Imagen ilustrativa.

“Soñé durante años con este momento. La primera palabra que pronunció fue mi nombre”.

Así lo expresó el emiratí Omar Webair, un hombre de 31 años que siendo solo un niño de 4 sufrió junto a Munira Abdulla, su madre, un grave accidente de tránsito en 1991. Desde entonces la mujer permaneció en coma.

Pero luego de casi 30 años, 27 para ser exactos, un aparente “milagro” hizo que Munira Abdulla despertara pronunciando el nombre de Omar, su hijo.

Un abrazo protector

La mujer sufrió en el accidente un trauma cerebral severo cuando el coche que la transportaba impactó fuertemente con un autobús minutos después de recoger a su pequeño hijo en la escuela. El niño iba sentado en las sillas traseras junto con su madre, pero no sufrió lesiones porque ella lo protegió abrazándolo justo antes de chocar.

la mujer que despertó de un coma de 27 años
Imagen ilustrativa.

Munira Abdulla, que para esa época tenía 32 años, terminó herida de gravedad. Sin embargo, tras recibir tratamiento por varios años, en 2018 logró recuperar la conciencia estando internada en un hospital de Alemania.

En declaraciones para el diario The National de Emiratos Árabes Unidos, Omar se refirió así sobre el proceso vivido con su madre:

Nunca la abandoné porque siempre tuve la sensación de que algún día se despertaría. La razón por la que compartí su historia es para decirle a la gente que no pierda la esperanza en sus seres queridos. No los consideren muertos cuando están en ese estado.

Un largo proceso

Pasadas algunas horas luego del accidente, Munira fue trasladada al hospital de Al Ain, en Emiratos Árabes Unidos, y luego remitida a Londres. Allí determinaron que se encontraba en estado vegetativo, pues no mostraba respuesta alguna a estímulos, aunque no era completamente insensible al dolor, informó el diario.

En consecuencia, la mujer fue devuelta a Al Ain, lugar donde residía, y llevada a distintas entidades de salud dando cumplimiento a las obligaciones del seguro médico. En esa ciudad permaneció por varios años, recibiendo alimento por un tubo mientras conseguían mantenerla viva.

Durante su condición comatosa, a Munira se le practicó fisioterapia para que sus músculos no se vieran atrofiados ni debilitados por la inmovilidad.
Imagen ilustrativa.

Durante su condición comatosa, a Munira se le practicó fisioterapia para que sus músculos no se vieran atrofiados ni debilitados por la inmovilidad.

Luego de 26 años, en 2017, la mujer fue llevada a Alemania gracias a una ayuda económica otorgada a la familia por parte de la Corte del Príncipe Heredero, un ente oficial en Abu Dabi. Enseguida los especialistas germanos le efectuaron una serie de intervenciones quirúrgicas para estimular sus extremidades, además de administrarle medicinas para mejorar su estado.

El hecho desencadenante

Transcurrido un año en Alemania, Omar protagonizó una discusión con otra persona estando en la habitación del hospital donde era atendida su madre. Al parecer, ese hecho provocó que la mujer comenzara a moverse. Así lo contó Omar:

Hubo un malentendido en la habitación del hospital y ella sintió que yo estaba en riesgo, lo que le causó una conmoción. Ella estaba haciendo sonidos extraños y yo llamé a los médicos para que la examinaran, pero me dijeron que todo era normal. Tres días después, me desperté con la voz de alguien que gritaba mi nombre.

“¡Era ella! Ella llamaba mi nombre. Yo saltaba de alegría. Durante años soñé con este momento, la primera palabra que dijo fue mi nombre”.

Munira Abdulla
Munira Abdulla se ha despertado de un estado vegetativo de 27 años. – Foto: Khushnum Bhandari

A partir de ese momento, Munira comenzó a responder a diferentes estímulos. Ahora reacciona ante sensaciones de dolor y puede sostener algunos diálogos.

En la actualidad se encuentra en Abu Dhabi, recibiendo fisioterapia y rehabilitación adicional, especialmente para mejorar su postura al sentarse y prevenir que sus músculos se encojan, dijo Omar.

Un reciente reporte médico del hospital donde aún permanece, señala que Munira Abdulla ahora puede comunicarse de una forma bastante razonable, sobre todo cuando lo hace con familiares.

¡Compártelo en tus redes!