Para qué sirve el inbound marketing

Para qué sirve el inbound marketing

Es muy común que los usuarios en internet sean interrumpidos por anuncios molestos e invasivos en sus actividades cotidianas. Este método intrusivo se le denomina: outbound marketing, y es una de las formas más comunes y tradicionales en el marketing digital.

Desde hace varios años se ha venido incorporando y consolidando una nueva técnica alternativa con una metodología muy distinta a las convencionales, se trata del inbound marketing. Este método se basa en estrategias atractivas que ayudan a muchas compañías a posicionar a sus marcas, atrayendo a un tráfico significativo de clientes potenciales, con el fin de establecer un vínculo duradero entre la marca y el usuario.

¿En qué consiste el inbound marketing?

Fue presentado por primera vez en mercado en el 2005 por Dharmesh Shah y Brian Halligan, quienes lo denominaron como una alternativa a los métodos intrusivos de marketing tradicionales.

Este método se basa en atraer la mayor cantidad posible de usuarios a través de la interacción pasiva, y de esta manera generar gran cantidad de visitas en tu página web, convirtiéndolos en leads (que en marketing son usuarios que han cedido su información) y así establecer un vínculo a largo plazo.

En qué consiste el inbound marketing

¿Para qué sirve el inbound marketing?, simple: es muy efectivo, ya que te permite comercializar tu marca automáticamente, utilizando acciones amigables que generen confianza, enviándole constante información actualizada y detallada a los leads, logrando que se encariñen y se sientan identificados con tu producto, y, finalmente, acceder a formar parte de tu clientela formal.

Fundamentos del inbound marketing

El inbound marketing se basa en atraer tráfico mediante la utilización de las redes sociales, marketing de contenidos o a través del posicionamiento en buscadores u optimización de motores de búsqueda, con el fin de mejorar la visibilidad de tu sitio web en los resultados de los diferentes buscadores. A este método se le denomina SEO.

Por otra parte, se incentiva al usuario a investigar más sobre el producto gracias a la creación de contenido atractivo, generando que este proporcione voluntariamente sus datos personales. Posteriormente podrás enviarle toda tu información de manera automatizada en el momento oportuno, y así mantener al tanto a tus clientes de todas tus ofertas.

Una vez se haya concretado el acuerdo con el usuario, el inbound marketing convierte a tus clientes en los representantes e impulsores de tu marca.

Un cliente satisfecho, una empresa que crece

Aplicando esta metodología que te ofrece el inbound marketing podrás medir el crecimiento de tu empresa. Un cliente satisfecho es el combustible que potencia tu motor, logrando que siga consumiendo tus servicios y recomendando tu marca a otras personas; potenciales clientes en el futuro.

Un cliente satisfecho, una empresa que crece

En cambio, si la repercusión es negativa y el cliente está insatisfecho debido a que no has cumplido con sus expectativas, esto detendrá un crecimiento exponencial de tu empresa.

En este caso, es necesario hacer una revisión en la compatibilidad con el usuario al que se está dirigiendo la información.