El extraño ‘bulto’ que está apareciendo en el cráneo de quienes más usan el móvil

Según los científicos, la protuberancia puede llegar a medir más de 2 centímetros y quienes más probabilidad tienen de desarrollarla son las personas jóvenes.

protuberancia occipital externa

El permanente uso de teléfonos móviles está causando una transformación en la estructura del cráneo humano. Según un grupo de científicos australianos, se trata de un hueso con forma de pico al que han llamado ‘protuberancia occipital externa’. Aparece en la zona posterior de la cabeza, un poco más arriba del cuello. El hueso puede ser percibido al tacto e incluso hay casos en los que puede ser detectado a simple vista en personas calvas.

Esto dijo recientemente a la BBC el doctor David Shahar, de la Universidad de Sunshine Coast (Australia):

He sido médico clínico por veinte años y solamente durante la última década he ido descubriendo de forma creciente que mis pacientes tienen ese bulto en el cráneo.

A raíz del hallazgo, el especialista decidió iniciar una serie de estudios para establecer el alcance de la propagación de esta irregularidad. Durante 2016, dirigió una investigación que examinó a 218 personas con edades entre los 18 y 30 años. Los resultados, publicados en la revista Journal of Anatomy, evidenciaron que el 41% de los analizados tenían en su cráneo ‘picos’ de más de 1 centímetro, mientras que en el 10% de los participantes llegaban a medir más de 2 centímetros.

protuberancia occipital externa
David Shahar / Mark G. L. Sayers

Dos años más tarde, en otro estudio publicado en la revista Nature, el doctor Shahar se propuso establecer la edad de las personas a las que se les presentaba este tipo de anomalías. En esta ocasión se contó con 1.200 participantes de entre 18 y 86 años, y tras examinarlos se pudo concluir que era “significativamente más probable” hallar estos bultos entre las personas de entre 18 y 30 años.

¿Se podrá revertir?

Shahar atribuye la aparición de este pico al uso continuado de ‘smartphones’. Al inclinarnos para ver las pantallas, se ejerce una tensión sobre los músculos del cuello que sostienen la cabeza, que pesa alrededor de 4,5 kilos. En la zona donde este pico aparece, existe una gran concentración de presión en los músculos. Los científicos estiman que el organismo intenta acoplarse para aliviar dicha presión desarrollando huesos adicionales que ayuden a distribuir la carga.

músculos del cuello que sostienen la cabeza

Si bien nuestros antepasados inclinaban igualmente la cabeza para efectuar distintas actividades como la lectura, ellos no presentaron ningún cambio de este tipo. El tiempo que dedicaban a leer no era tanto como el que hoy dedica la gente moderna a los dispositivos móviles.

En la opinión del experto, este proceso probablemente no tiene marcha atrás y, por el contrario, este pico continuará creciendo en el futuro. En ese contexto, comparó:

Imagínate si tuvieras estalactitas y estalagmitas, si nadie las molesta, solo seguirán creciendo.

¡Compártelo en tus redes!