El plan para crear embriones híbridos entre ratas y humanos que ya autorizó Japón

Este desarrollo científico podría despejar nuevos caminos para la creación de órganos de trasplante para personas. 

El plan para crear embriones híbridos entre ratas y humanos que ya autorizó Japón
Japón autoriza la creación de embriones híbridos entre ratas y humanos / Imagen: Science Pictures Ltd / SPL

Japón ha comenzado a financiar un proyecto científico que busca desarrollar embriones de animales combinados con células de humanos. Según informa el diario The Asahi Shimbun, la autorización fue emitida recientemente por parte del Ministerio de Educación, Cultura, Deporte, Ciencia y Tecnología de ese país.

El plan, de acuerdo con los biólogos, es reformular los genes de óvulos fertilizados de ratas y ratones, impidiendo la formación del páncreas. A continuación, serán dotados con células madre pluripotentes inducidas (iPS, por sus siglas en inglés) obtenidas de seres humanos y capaces de convertirse en un tejido cualquiera, para finalmente ser insertados en los úteros de los roedores.

El director del proyecto, Hiromitsu Nakauchi, considera que el crecimiento previsto en estos embriones de un páncreas que incorpore células humanas podría ayudar a importantes avances en una nueva técnica de creación de órganos trasplantables. Esto dijo además el medio japonés:

No esperamos crear órganos humanos inmediatamente, pero esto nos permite avanzar en nuestra investigación, basándonos en el conocimiento que hemos adquirido hasta ahora

En caso de tener éxito en su proyecto, los expertos estiman la posibilidad de llevar a cabo experimentos similares —usando probablemente otros animales como ovejas y cerdos— para la creación de hígados y riñones.

La discusión ética

Si bien el mismo Nakauchi explicó que el procedimiento genético implica que los embriones envíen las células [iPS] solo al páncreas, a un sector de la comunidad científica le inquieta la probabilidad de que las células humanas se extiendan en más tejidos —por ejemplo, en los del cerebro— de los animales.

Al respecto, esto declaró a The Asahi Shimbun el biólogo Jiro Nudeshima, uno de los críticos de la investigación:

Existe el riesgo de que cierta parte del cuerpo se convierta inesperadamente en quimera, una condición en la que existen en un cuerpo células heterólogas [procedentes de otra especie], mezclándose las células humanas en los cerebros o células reproductivas de ratas y ratones.

Nakauchi y su equipo de científicos, por su parte, pretende observar a los roedores durante dos años y asegura que si detectan que las células humanas exceden el 30 por ciento del total de las células de sus cerebros, suspenderán el experimento.

¡Compártelo en tus redes!