¿Qué tienen que ver los ‘tickets’ de compra con el cáncer y la infertilidad?

Los comprobantes producidos con el llamado 'papel térmico', que con el tiempo se borra su impresión, son potenciales causantes de serios problemas hormonales.

Qué tienen que ver los 'tickets' de compra con el cáncer y la infertilidad

En España, una investigación de la Universidad de Granada (UGR) dejó al descubierto que un elevado porcentaje de los ‘tickets’ de compra poseen compuestos químicos que pueden ocasionar trastornos hormonales, como malformaciones genitourinarias, obesidad, cáncer e infertilidad.

Según los científicos, gran parte de esos recibos o comprobantes, elaborados con el llamado ‘papel térmico’, poseen bisfenol-A (BPA), un popular disruptor endocrino capaz de producir alteraciones del equilibrio hormonal a quienes se exponen a la sustancia, llevando a contraer las mencionadas enfermedades.

Los expertos analizaron 112 ‘tickets’ provenientes de España, Francia y Brasil (países de origen de los investigadores). El catedrático de medicina de la UGR, el doctor Nicolás Olea, indicó que se trata de “aquellos recibos que con el tiempo van perdiendo su impresión” y que “casi siempre lo único que encuentras es un fino polvo blanco que suelta el papel al sacarlos de la cartera o del monedero”. “Esas partículas son precisamente el BPA”, señaló.

“Podemos identificar este tipo de papel porque, si es acercado a una fuente de calor, como una cerilla, queda ennegrecido de inmediato”, agrega el científico.

No mezclar los recibos con los alimentos

De acuerdo a los datos del estudio, el 90% de los ‘tickets’ provenientes de Brasil y España contienen BPA; mientras que los recolectados en Francia solo un 50%, dado que en ese país se han tomado medidas al respecto desde el año 2014.

Pero el doctor Olea ha señalado que “la alternativa francesa parece ser el BPS (bisfenol-S), compuesto encontrado fundamentalmente en los recibos de ese país y rara vez en los españoles y brasileños”, y añade que esa otra sustancia “también es un disruptor endocrino, con una mayor persistencia medioambiental y, por tanto, no puede ser una opción válida”.

Los investigadores esperan que se apliquen las medidas de regulación respectivas, mientras tanto, su recomendación es no juntar los ‘tickets’ con los alimentos y tampoco “manipularlos, ni arrugarlos para tirarlos, hacer apuntes o guardarlos en el coche, la billetera o el bolso”.

¡Compártelo en tus redes!