Malas noticias para quienes beben café: Un estudio advierte que puede causar cáncer de pulmón

Científicos señalan que el riesgo de desarrollar la enfermedad es similar para consumidores de café de todas las edades y razas.

Consumir al día más de dos tazas de café o té puede incrementar el riesgo de cáncer de pulmón

Consumir al día más de dos tazas de café o té puede incrementar el riesgo de cáncer de pulmón en una persona, según lo sugiere un nuevo estudio presentado recientemente en la conferencia anual de la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer por parte de científicos de varios países.

Los expertos llevaron a cabo un análisis de 17 investigaciones diferentes realizadas en Asia y Estados Unidos. En ellas se vinculaba la ingesta de ambas bebidas con el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón y estaban basadas tanto en individuos no fumadores como en personas fumadoras diagnosticadas con esa dolencia.

Dado que el consumo de café y té se encuentra asociado estrechamente con las costumbres de los fumadores, los resultados de las investigaciones anteriores podían haber sido poco responsables. El doctor Jingjing Zhu, de la Universidad de Vanderbilt (Estados Unidos), quien es el autor principal de este nuevo trabajo, explicó que en esos estudios previos no se distinguió si fue el tabaco o el par de bebidas lo qué causó el desarrollo de cáncer de pulmón.

En el análisis reciente se pudo detectar que quienes no eran fumadores pero tomaban dos o más tazas de café diariamente presentaban un 41% más de probabilidades de contraer la enfermedad, frente a las personas que no consumían esa bebida. Asimismo, los individuos no fumadores que ingerían al día dos o más tazas de té tenían un 37% más de probabilidades de padecer cáncer de pulmón que aquellos que no bebían la infusión.

El riesgo resultó semejante para personas de cualquier edad o raza, y para todos los tipos de café. De hecho, la relación que registró el café descafeinado fue de un 15% mayor que la del café con cafeína. Así entonces, el doctor Zhu sugiere no es la cafeína la que está detrás de este vínculo con el cáncer de pulmón. En cambio, puede ser algo que durante el proceso de tostado de café esté impulsando la conexión entre la bebida y la enfermedad.

¡Compártelo en tus redes!