18.4 C
Madrid

El absurdo reto de mojar los testículos en salsa de soja “para sentir su sabor en la boca”
E

Aparentemente, los testículos tienen papilas gustativas

No has leído mal el titular de esta nota. Algunos hombres han estado mojando sus testículos en salsa de soja para comprobar si a través de ellos se puede percibir el sabor salado de ese condimento y así registrar sus reacciones en beneficio de las redes sociales, particularmente TikTok.

- Anuncio -

¿De dónde surge esta absurda idea? Resulta que en 2013, un equipo de científicos del Monell Chemical Senses Center de Filadelfia publicaron un estudio realizado en ratones para analizar la participación del receptor del gusto en la fertilidad masculina.

Ahora, siete años después, una usuaria de TikTok, identificada como Regan, se ha basado en una interpretación exagerada del estudio que publicó Daily Mail para hacer una propuesta muy peculiar a otros usuarios de la red social:

¿Sabías que cuando un hombre pone sus testículos en salsa de soja puede probarla? Sumerjan sus bolas en algo, es por ciencia y debo saberlo.

Según señala el diario británico en su titular, “los testículos tienen papilas gustativas que pueden detectar sabores dulces, y son esenciales para la reproducción”.

Lo siguiente que se supo después de lanzado el reto, fue de un primer hombre que en su coche se atrevió a colocar un poco de la popular salsa en sus testículos.

Sin embargo, lo que dice la ciencia sobre los receptores del gusto no es precisamente lo mismo que señala Daily Mail.

¿Receptores gustativos por todo el cuerpo?

La revista ScienceAlert consultó sobre el tema a Emma Beckett, una científica de alimentación y nutrición de la Universidad de Newcastle en Australia, y esto dijo:

Las papilas gustativas están en nuestras bocas y en el esófago superior solamente, y son un grupo de células receptoras del gusto. Las señales de las papilas gustativas se envían desde la boca al cerebro para que podamos percibir conscientemente los sabores.

Ahora bien, es cierto que los receptores dotados con la capacidad única de detectar los cinco sabores básicos están dispersos por todo el cuerpo humano. Según una revisión de 2013 en Reproducción Humana Molecular, se han encontrado en lugares como el sistema respiratorio, el cerebro, los testículos, los espermatozoides e incluso en el ano.

Pero ¡ojo!, la científica aclara que esto no significa que puedes probar sabores con tus genitales:

Estas no son papilas gustativas, no activan la corteza gustativa en el cerebro. De hecho, estos receptores gustativos no siempre parecen tener una función en absoluto, lo cual es el típico caso de cómo la evolución hace las cosas.

Cuando son funcionales, detectan las mismas moléculas que en la boca, pero desencadenan diferentes respuestas.

Puedes pensar en ellos como cualquier otro receptor en el cuerpo que esté monitoreando el entorno. Pueden detectar infecciones, ya que las bacterias tienen compuestos estructurales dulces y secretan cosas amargas y agrias como desechos. En los pulmones y la nariz, hay evidencia de que están involucrados en la regulación de las respuestas inflamatorias.

¿Y entonces qué sucede con los testículos?

Una revisión publicada el año pasado en el International Journal of Molecular Sciences dice que aún no hay información concluyente, pero al parecer “los receptores del gusto son funcionalmente operativos en el control de la producción exitosa de esperma”.

Pero, ¿qué pasa con aquellos que, al aceptar el reto de Regan, aseguraron ser capaces de detectar el sabor del umami de la salsa de soja con sus escrotos?

Según explicó el doctor Kieran Kennedy al portal Men’s Health Australia:

Básicamente no hay evidencia de que haya algún tipo de receptor de sabor en el escroto, donde los hombres están frotando la salsa. Entonces, en teoría, incluso si pudiéramos detectar alguna forma de sabor a través de los testículos, la salsa de soya tendría que difundirse a través del escroto y dentro de los testículos, lo que en gran medida no es posible.

No obstante, el doctor Kennedy tiene una explicación sobre la percepción de los sabores que podrían estar experimentando. Sugiere que tanto el olfato como la mente pueden causar esa sensación en la boca.

Cuando lo piensas, incluso si imaginas o anticipas probar algo salado (como papas fritas) o agrio (un limón), entonces notarás que se te hace agua la boca e incluso un toque de sabor potencial. Añádelo al hecho de que estos muchachos probablemente están obteniendo un gran olor a salsa de soja mientras se ‘preparan’, y probablemente explica cualquier experiencia de ‘sabor’ reportada.

Por fortuna, para aquellos que han participado en el reto, no deberían tener complicaciones de salud importantes a largo plazo. Aunque sí podrían enfrentar algún nivel de picor en sus sacos escrotales.

Así entonces, lo más recomendado es dejar la salsa de soja para el sushi y mantenerla lejos de las indefensas bolas, especialmente si de verdad la quieres probar.

¡Compártelo en tus redes!

CONTENIDO RELACIONADO

Top semanal

00:06:00

El trágico destino de las tres hijas de Karl Marx

Vídeo producido y publicado por BBC Mundo en su canal de YouTube.

¿Por qué los granos de maíz salen enteros en nuestra caca?

Desde que lo vemos en el plato hasta que lo recibimos en el inodoro, el maíz tiene un modo de permanecer intacto durante su...
00:18:34

Toyota Yaris Hybrid 2020: un coche con mucha personalidad

Vídeo producido y publicado por coches.net en su canal de YouTube.

Rui-katsu, el método japonés que te ayudará a combatir el estrés

Diversos estudios han mostrado que el estrés afecta a alrededor del 40% de los españoles, no solo en el campo laboral, sino de manera...
00:23:24

Citroën Berlingo XL 2020: siete plazas reales a un precio económico

Vídeo producido y publicado por coches.net en su canal de YouTube.

Send this to a friend