Reunificación de deudas y acceso a créditos online, dos propuestas para aliviar la situación de crisis

Reunificación de deudas y acceso a créditos online, dos propuestas para aliviar la situación de crisis

Como norma general, en periodos de crisis, las familias, autónomos y Pymes son los grupos más perjudicados económicamente. Y es que son los que más indefensos están, ya que no tienen apenas recursos, ahorros o se encuentran sobre endeudados. La reunificación de deuda y la concesión de préstamos rápidos por internet se presentan como dos grandes aliados.

Ya sea por la crisis climática, la económica, la epidemiológica… sea por la causa que sea, hay un factor común a todas, los más perjudicados son siempre la clase trabajadora. El estado no presta la suficiente ayuda y atención a estos grupos de riesgo (familias, trabajadores autónomos y Pymes), por lo que son los primeros en pagar las consecuencias.

Problemas y soluciones a la economía ciudadana

La economía no ha sido muy propicia para nadie en la última década, pero los que más están pagando las consecuencias son aquellos que se sobre endeudaron en los años previos a la crisis económica del 2008. En esos momentos, se vivían años de bonanza y a todo aquel que quería un préstamo se le concedía sin tener en cuenta las consecuencias en un futuro a corto plazo.

Ahora, estas familias, trabajadores por cuenta propia y pymes, no pueden pagar los créditos concedidos o se les han elevado las condiciones para acceder a un nuevo préstamo. Afortunadamente, existen soluciones; ahora es posible realizar una reunificación de deuda y acceder a un crédito rápido online.

¿En qué consiste una reunificación de deuda?

Las deudas son algo habitual en la economía de la mayoría de la ciudadanía. En tiempos previos a los inicios de la crisis económica del 2008, era extremadamente fácil que la banca ofreciera préstamos para casi cualquier cosa. Las familias y trabajadores se endeudaban al comprar un vehículo, transformar con una reforma las instalaciones donde trabajaban o acometer obras en la vivienda, incluso podían pedir dinero prestado para irse de vacaciones.

En algunos casos, se pudieron obtener varios préstamos (coche, reforma, hipoteca, ordenador, electrodoméstico, vacaciones…), una situación que a día de hoy se ha vuelto insostenible. En estos casos, llegar a fin de mes es poco menos que una misión imposible.

El mejor consejo posible para garantizar terminar el mes con desahogo, para sobrellevar mejor las cuotas mensuales de los préstamos concedidos, es acogerse al mecanismo financiero denominado reunificación de deudas. Este sistema consiste en la agrupación de todos los préstamos, tarjetas y también la o las hipotecas en un único préstamo, con lo que la mensualidad se verá reducida considerablemente.

Al disminuir la cuota mensual y realizarla en un solo pago, el control es mayor y la cantidad a pagar menor, con lo que el trabajo de superar cada mes será mucho más sencillo. Es el método más rápido y eficaz para conseguir aumentar la liquidez de las familias, trabajadores y pymes.

Proceso para reunificar las deudas

El proceso para llevar a cabo este desahogo económico comienza con la contratación de una agencia especializada en estos trámites (mediadora). En la web Kreditiweb, se ofrece una muestra de las mejores de estas agencias. En este site también se puede completar la información sobre los préstamos destinados a la reunificación de deudas.

Estas empresas financieras, cuando hayan aprobado la operación, serán las encargadas de llevar a cabo las negociaciones con las diferentes entidades bancarias. Con ellas se llegará a nuevos acuerdos y condiciones de pago, mejorando los términos en relación al tipo de interés y a los plazos de amortización.

¿Qué son los préstamos online?

Otra de las fórmulas de reciente creación para ayudar a ese sector poblacional de riesgo que sufre en mayor proporción las crisis es la que ofrecen las agencias de préstamos online.

El trabajo se ha precarizado, cada día es más difícil conseguir un empleo estable con una nómina segura, tener un buen sueldo y la seguridad de una continuidad en el modelo de bienestar.

La llamada banca tradicional activó sus propias medidas al ser consciente de la devaluación del mercado laboral y, por tanto, del posible aumento de impagos, elevando las condiciones para que un préstamo sea concedido.

Sin embargo, una nueva estrategia financiero/comercial abrió sus servicios de manera online. Numerosas agencias crediticias comenzaron a garantizar préstamos con buenas condiciones y con sistemas de gestión muy sencillos de llevar a cabo.

La gran cantidad de agencias que nacieron en este sentido ha producido a su vez que aparezcan comparadores, webs especializadas que reúnen listados de las mejores empresas financieras que ofrecen este servicio. Por ejemplo, aquí te pueden ayudar con sus préstamos sin nómina, se trata de Weemba, un site especializado en agrupar las agencias de crédito online que tienen las soluciones perfectas para sus peticionarios.

Ventajas y beneficios de pedir un préstamo por internet

Las ventajas más destacables de pedir un crédito online son;

  1. La velocidad con la que estos son concedidos; una vez aprobado, el préstamo será ingresado en la cuenta corriente propuesta por el peticionario en apenas 20 minutos.
  2. Las pocas condiciones que son necesarias para que los aprueben, solo con rellenar un sencillo formulario, ser mayor de edad, DNI, número de teléfono, cuenta bancaria…
  3. La comodidad de poder tramitarlo desde casa o desde el ordenador de la oficina, sin desplazamientos ni entrevistas pesadas.
  4. Las ofertas de las diferentes agencias. Como la competencia es elevada, se pueden encontrar oportunidades únicas, grandes ofertas, condiciones perfectas para cada caso, en cuanto a cantidad, interés y tiempo de devolución. Además, en muchas de ellas será posible que el crédito se conceda sin interés, sin nómina ni aval o incluso estando incluidos en alguno de los listados de morosidad existentes.

¡Compártelo en tus redes!