Rigidez aórtica relacionada con la demencia: ¿Podría la vitamina K2 ayudar a reducir el riesgo?

Rigidez aórtica relacionada con la demencia

Los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, como la edad, la hipertensión y la diabetes, contribuyen a la rigidez aórtica, la cual a su vez favorece el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cerebrales, lo que aumenta el riesgo de demencia.

Rigidez arterial y demencia

En un reciente estudio, los investigadores del Departamento de Epidemiología y Neurología de la Universidad de Pittsburgh (EE.UU.) confirmaron una correlación entre la rigidez arterial y la demencia.

Llegaron a esta conclusión tras haber realizado el seguimiento de 356 adultos sin demencia diagnosticada, desde 1998 hasta 2013. Observaron que los participantes con rigidez aórtica tenían mayor probabilidad de tener demencia, incluso después de ajustarlos por edad, género y educación.

Detalles del estudio

Los participantes del estudio formaron parte del estudio longitudinal de 15 años de duración llamado Cardiovascular Health Study Cognition Study (CHS-CS).

Los investigadores llevaron a cabo exámenes cognitivos anuales a los miembros del grupo participante. También les evaluaron mediante una técnica de medición llamada velocidad de onda de pulso carótida-femoral (cfpWV, por sus siglas en ingles), que sirve para medir el grado de rigidez aórtica.

Durante este periodo, tras observar la evolución de las mediciones, los investigadores descubrieron que un elevado cfpWV en una edad media de 78 años estaba relacionado significativamente con un riesgo más elevado de incidencia de demencia durante los 15 años del seguimiento.

Potencial de la vitamina K2

Este informe, publicado en el Journal of Alzheimer’s Disease, no menciona específicamente la vitamina K2 pero en su conclusión los autores plantearon que los resultados justifican la necesidad de investigación adicional de las intervenciones posibles para ralentizar la rigidez arterial con el fin de reducir el riesgo de demencia.

La vitamina K2 como Menaquinona-7 (MK-7) es el único componente hasta la fecha que ha demostrado tener impacto sobre la calcificación arterial a través de su activación de la proteína gla matricial, que es por lo que está atrayendo la atención de la comunidad médica como terapia potencial.

Para explicarlo de manera sencilla, podría decirse que la vitamina K2 ayuda a conducir el calcio desde el torrente sanguíneo a los huesos, impidiendo que se acumule en los vasos sanguíneos.

Algunos estudios sugieren que la suplementación con vitamina K2 podría ralentizar la rigidez arterial, como uno del 2015 que relacionó la suplementación con vitamina K2 con la mejora de la función arterial en mujeres en mujeres posmenopáusicas sanas y otro del 2017 que relacionaba la vitamina con beneficios sobre la función vascular.

La vitamina K2 como Menaquinona-7 se produce en ciertos alimentos fermentados como algunos quesos, el nattō (un derivado de la soja que se produce en Japón) o sometiendo a fermentación a los garbanzos.

Referencias

Cui C, Sekikawa A, Kuller LH, Lopez OL, Newman AB, Kuipers AL, Mackey RH. Aortic Stiffness is Associated with Increased Risk of Incident Dementia in Older Adults. J Alzheimers Dis. 2018;66(1):297-306. doi: 10.3233/JAD-180449.

Mansour AG, Hariri E, Daaboul Y, Korjian S, El Alam A, Protogerou AD, Kilany H, Karam A, Stephan A, Bahous SA. Vitamin K2 supplementation and arterial stiffness among renal transplant recipients-a single-arm, single-center clinical trial. J Am Soc Hypertens. 2017 Sep;11(9):589-597.

Knapen MH, Braam LA, Drummen NE, Bekers O, Hoeks AP, Vermeer C1. Menaquinone-7 supplementation improves arterial stiffness in healthy postmenopausal women. A double-blind randomised clinical trial. Thromb Haemost. 2015 May;113(5):1135-44.

¡Compártelo con tus amigos!