Con el verano se incrementan las rupturas amorosas: descubre cómo superarla

Con el verano se incrementan las rupturas amorosas

Con la llegada del verano llegan algunos de los mejores momentos del año, como los reencuentros con la familia, los viajes de vacaciones, decir adiós durante unas semanas al trabajo o estar más tiempo con los niños. Es por ello una de las estaciones del año preferidas por los españoles en todo tipo de encuestas que se realizan, pero también es una estación que tiene una cara oculta muy importante.

Esta cara oculta no es otra que un incremento notable de las separaciones y rupturas sentimentales, que en la mayoría de los casos se traducen en divorcios. Y es que según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) del último año, en los tres meses de verano se producen el 33% de las separaciones cuando solo supone el 25% de los meses del año. De esta forma se puede apreciar cómo el verano es una época de riesgo para muchas parejas.

¿Por qué se incrementan las rupturas en verano?

Detrás del incremento de las rupturas en verano se encuentran diferentes motivos, siendo los más importantes los siguientes:

Mayor tiempo en pareja

Con la llegada del verano y la época de vacaciones son muchas las parejas que pasan más tiempo juntas. Lo que puede parecer algo positivo para una pareja normal no lo es para aquellas parejas que no están atravesando su mejor momento. Estar más tiempo con la otra persona favorece la aparición de discusiones o momentos de tensión en los que se hace patente la situación débil en la que se encuentra la relación. En ocasiones el verano no es más que la ocasión perfecta para comunicarse y poner punto y final a una relación que lleva meses funcionando mal.

Mayor tiempo en pareja

Niños en casa

En el caso de las parejas con niños, la presencia de estos en casa durante su etapa de vacaciones sin colegio puede ocasionar algunas discusiones respecto a la forma de educarlos o respecto a quien pasa más tiempo con ellos. En parejas que no están en buen momento, la educación de los niños puede ser la causa final de la ruptura y el verano es la época más propicia con todos los miembros de la familia en casa.

Cómo superar una ruptura en verano: principales consejos

Para superar una ruptura amorosa que tenga lugar en verano es fundamental seguir una serie de consejos para que esto no suponga amargarse en casa y no disfrutar de las vacaciones o de los viajes que tenías planeados. En muchos casos la ruptura se produce de forma amistosa pero es en los casos donde se produce de manera poco amistosa donde es más necesario seguir los consejos de los expertos.

En primer lugar puede ser muy interesante leer libros para superar una ruptura amorosa, ya que pueden ser de gran utilidad al ofrecer consejos para superar ciertas situaciones y comportamientos comunes a todas las rupturas. Puede ser el primer paso para asumir la nueva realidad y dejar atrás la relación para comenzar un nuevo capítulo en la vida.

Otro consejo muy interesante es aprovechar el tiempo libre que tienen familiares o amigos al estar de vacaciones para refugiarte en ellos y encontrar apoyo moral para superar la ruptura cuanto antes. Hacer planes vacacionales con ellos como viajes, salidas nocturnas o escapadas a la playa o a la naturaleza puede ser muy reconfortante y puede ayudar a levantar el ánimo.

También es importante tener en cuenta un consejo muy habitual, como es el hecho de no cambiar las rutinas que te hacen sentir bien. Tras una ruptura son muchas las personas que abandonan algunos de sus hábitos diarios por no encontrarse suficientemente bien de ánimos, como puede ser el deporte o la literatura. Lo cierto es que estos hábitos pueden ser muy útiles para despejar la mente y mantenerse ocupado y lo recomendable es mantenerlos e incluso buscar nuevas aficiones ahora que seguramente se tiene mayor tiempo libre en soledad.

Cómo superar una ruptura en verano

Sea cual sea la situación no es fácil superar una ruptura de un día para otro. Aplicar estos consejos puede ayudar a recuperarse de esta situación lo antes posible para no estropear uno de los mejores momentos del año, como son las vacaciones de verano. Y es que no hay nada como dejar atrás aquello que no te beneficia para abrir nuevos horizontes vitales.