No dejes que la periodontitis se instale en tu boca

No dejes que la periodontitis se instale en tu boca

La salud bucal debe encabezar la lista de prioridades de toda persona. No hay mejor carta de presentación que una sonrisa perfecta con una blanca dentadura, dientes alineados y un aliento fresco y agradable.

La boca es una de las partes del cuerpo con mayor tendencia a padecer enfermedades originadas por una mala higiene, siendo la periodontitis una de las comunes ocasionando en algunos casos la pérdida de piezas dentales.

Conocer cómo atacarla, dónde acudir y qué cuidados adaptar es necesario para alcanzar un estado de salud óptimo.

Conoce la enfermedad

La periodontitis es una enfermedad que aparece en la cavidad bucal debido a la presencia de bacterias de carácter oral. Es catalogada como una infección que puede alcanzar un estado crónico si no es atendida con rapidez.

Uno de sus principales síntomas es el sangrado y engrosamiento de las encías, en los escenarios más extremos el paciente puede llegar a perder algún diente. Es común sentir dolor cuando las encías se inflaman y observar la presencia de sarro o placa dental.

Dado lo delicado de esta enfermedad, no se puede dejar en manos de cualquier odontólogo su tratamiento. Existe una lista muy específica de especialistas que conocen sobre la periodoncia en Sevilla, que no solo saben a profundidad qué es la periodontitis, sino que también saben aplicar el mejor tratamiento de la periodontitis llegando a erradicar el problema de raíz.

tratamiento de la periodontitis

Para determinar cuál es el mejor tratamiento para esta infección bucal, primero el paciente debe pasar por una serie de exámenes que especificarán el grado de avance que tiene la periodontitis, lo afectadas que están las encías y que medicamentos que se deben ingerir.

Los exámenes principales son el sondaje de encías o periodontograma, una serie radiográfica y el análisis microbiológico de la placa dental. este conjunto ayuda a saber cuál es el tratamiento exacto para cada paciente.

¿Dónde acudir?

La periodontitis no es un problema cualquiera por lo que necesita ser tratado por odontólogos de calidad.

Desafortunadamente en los últimos años el número de personas que han sido víctimas de una mala praxis bucal viene en aumento, debido a “doctores” que no cumplen con las normas mínimas de higiene con sus instrumentos o que no conocen la aplicación más efectiva de los tratamientos.

Las consecuencias para los más afortunados ha sido una doble inversión monetaria y para aquellos con menos suerte, daños irreparables en las encías o la pérdida total de piezas dentales, teniendo el paciente que recurrir a las prótesis.

Por eso cuando de trabajos bucales se trata se hace mucho énfasis en la búsqueda de verdaderos profesionales.

Una de las más recomendadas en este caso, en especial por aquellos quienes buscan dentistas en Las Palmas, es la Clínica Dental Irene Chinchilla, con profesionales que tienen más de 15 años de experiencia y reconocidos en la Isla de Gran Canaria.

Esta clínica dental en Las Palmas no solo se especializa en tratamientos contra la periodontitis, sino que también trabaja con implantes dentales, raspado y alisado radicular, higiene dental, endodoncia, obturación, blanqueamiento dental, entre otros.

odontólogos de calidad

También está equipada con los más novedosos equipos, de altura y con la tecnología del momento, brindando así un servicio de calidad en todo momento.

Opiniones de las cientos de personas que han acudido a esta clínica dan muestra de la excelencia del trabajo que realizan, además de la atención de primera que ofrecen a todos los pacientes.

¿Necesito el Nuss o el NAF?

En el caso de que el tratamiento vaya a ser aplicado en un centro clínico como el de Las Palmas, no es necesario que el paciente lleve el Número de afiliación a la seguridad social o su número de usuario de la seguridad social, solo debe apartar una cita y listo.

Pero, si el paciente no cuenta con los recursos para costear el servicio de forma privada, debe acudir al sistema de salud pública español y en este caso sí será necesario que presente ambos documentos, ya que son requisitos indispensables para poder optar por la consulta y posterior tratamiento.

El número de afiliación a la seguridad social, NAF y el Número de Usuario de Seguridad Social, NUSS, son el comprobante de que el paciente está inscrito en la seguridad social y que se encuentra activo en las cotizaciones de los préstamos.

Estos datos suelen estar en la parte frontal de la tarjeta sanitaria.

Preparación previa

Aunque no es un requisito sine qua non, un importante número de expertos recomienda que el paciente antes de entrar en consulta se realice una prueba de oxígeno en sangre y de la intensidad de pulso en el corazón en función de validar que sus condiciones son óptimas para la ejecución del tratamiento.

Estas recomendaciones son especialmente útiles para niños menores de 15 que tienden a tenerle cierta fobia a los odontólogos y el simple hecho de escuchar el ruido de los instrumentos dentales se ponen nerviosos, aumentando por ende sus pulsaciones y el ritmo cardíaco.

En estos escenarios, que son más comunes de lo que se cree, el monitoreo de esos valores cobra mayor sentido y con ello la necesidad de contar en el hogar con los equipos necesarios para tales fines.

pulsioxímetros

En el mercado existen muchas marcas de pulsioxímetros, un instrumento ideal para medir las pulsaciones del corazón y el nivel oxígeno en la sangre, pero para escoger el mejor de los pulsioximetros infantiles de Pulsioximetro.top hay que tomar varios parámetros en cuenta como el diseño o las baterías, lo que permite tomar una decisión inteligente y bien formada.

De acuerdo a los especialistas, cuando la frecuencia cardíaca es mayor a 100 o menor a 60 latidos por minutos, es necesario suspender la consulta ante la posibilidad de una arritmia o hipertensión.

Esta es una razón más que suficiente para monitorear dichos niveles e informar al odontólogo antes de iniciar el tratamiento en función de establecer la mejor forma de proceder si se puede realizar la sesión durante el tiempo ordinario o si será necesario fraccionar el tratamiento.