El sorprendente resurgimiento de un hueso que se creía perdido en la evolución humana

Los científicos aún desconocen la función de este pequeño hueso de la rodilla que cada vez se vuelve más común en los humanos.

El sorprendente resurgimiento del fabela, un hueso que se creía perdido en la evolución humana

Científicos de la Escuela Imperial de Londres han encontrado que un pequeño hueso llamado fabela, que se creía perdido durante la evolución, está nuevamente apareciendo en el cuerpo humano.

El hueso, que se encuentra incrustado en un tendón detrás de la rodilla, normalmente está asociado con problemas y dolor de esta articulación. De acuerdo a una publicación de la entidad británica, los científicos descubrieron que durante el último siglo el fabela se está volviendo más común en los humanos.

Los resultados de más de 21.000 estudios de rodilla hechos a lo largo de 150 años en 27 países, evidenciaron que entre 1918 y 2018 se triplicó la tasa de aparición de este hueso en humanos. Exactamente, la investigación inició con los datos de 1875, año en el que se encontró el fabela en el 17,9% de la población. Desde entonces, los expertos desarrollaron un modelo estadístico para predecir la tasa de prevalencia en función del país de estudio y el método de recolección de datos.

el fabela se está volviendo más común en los humanos
El fabela se está volviendo más común en los humanos.

Los análisis dejaron ver que en 1918 el fabela estaba presente en el 11,2% de la población mundial, y que sorprendentemente en 2018, ya se encontraba en el 39% (3,5 veces más).

Función desconocida

El autor principal de la investigación, el doctor Michael Berthaume, señaló:

No sabemos cuál es la función de el fabela, ¡nadie lo ha investigado nunca!

El fabela es un hueso sesamoideo, lo que quiere decir que crece en el tendón de un músculo. Un ejemplo es la rótula, que es el hueso sesamoideo más grande del cuerpo humano. En ese mismo contexto, el científico explicó:

Puede funcionar como otros huesos sesamoideos para ayudar a reducir la fricción dentro de los tendones, redirigiendo las fuerzas musculares o, como en el caso de la rótula, aumentando la fuerza mecánica de ese músculo. O podría no estar haciendo nada en absoluto.

Los problemas de tener el fabela

El comunicado resalta que los pacientes con osteoartritis en la rodilla poseen dos veces más probabilidades de tener un fabela en comparación con quienes no padecen esa enfermedad. Sin embargo, no se sabe si este hueso causa el trastorno en la articulación.

Los problemas de tener el fabela
Imagen ilustrativa: Hombre con problemas de rodilla.

Por otro lado, se halló que el hueso por sí solo puede causar dolor e incomodidad, con lo cual, la investigación podría aportar datos importantes para los tratamientos en pacientes con problemas de rodilla. El doctor Berthaume dijo al respecto:

Se nos ha enseñado que el esqueleto humano contiene 206 huesos, pero nuestro estudio lo desafía. El fabela es un hueso que no tiene una función aparente y causa dolor e incomodidad a algunos y podría requerir su extirpación si causa problemas.

Según el autor, a medida que nos fuimos convirtiendo en grandes simios y humanos, al parecer perdimos la necesidad de tener este hueso. Pero ahora resurge solo para causarnos problemas, y la principal pregunta que se plantea es: ¿por qué está regresando de esta forma?

A juicio del investigador, el regreso del fabela podría estar relacionado con el hecho de que los humanos actualmente se alimentan mejor, por lo que somos más altos y más pesados. Además, ahora tenemos las tibias más largas y los músculos de la pantorrilla más grandes, cambios que han puesto a la rodilla bajo mayor presión, lo que explicaría que estos huesos son ahora más comunes que antes.

¡Compártelo en tus redes!