5 tabúes sobre el sexo que impiden disfrutarlo sanamente

Los tabúes sobre el sexo abundan pese a la mayor información que existe sobre la salud sexual y la mayor libertad para hablar sobre el tema.

5 tabúes sobre el sexo que impiden disfrutarlo sanamente

Las ideas preconcebidas en contra del disfrute erótico, impiden a muchas personas, en pareja o en solitario, explorar nuevos caminos que les permitan autoconocerse, sin ataduras, para vivir el sexo de forma libre y placentera. A continuación, 5 tabúes que según los expertos pueden echar por la borda el disfrute saludable del sexo.

Tabú 1: “Sexo oral no”

Hay estudios que indican que, al menos, a la mitad de las mujeres les da “miedo” recibir placer por sexo oral o cunnilingus, o lo consideran “incómodo”, ya que sienten temor de que les cause dolor por una succión o lamida muy fuerte. También temen ser rechazadas por olores, sabores, apariencia y limpieza de su zona íntima.

El consenso general de los sexólogos es que es un error no disfrutar de esta práctica que permite alcanzar orgasmos muy intensos. En el caso del hombre, recibir estimulación del pene con la boca es una de las actividades más excitantes.

recibir placer por sexo oral

La higiene es clave para un goce más satisfactorio para ambas partes (quien lo da y quien lo recibe), pero tampoco debe volverse una obsesión. La naturalidad al hacerlo y la comunicación sobre la intensidad, velocidad, duración, si más arriba o más abajo, es lo que permitirá disfrutarlo más plenamente.

Tabú 2: “Masturbarse es dañino”

Aunque normalmente las mujeres experimentan por sí solas su primer orgasmo, con o sin estimulación directa con la mano o mediante algún objeto erótico como un consolador o vibrador, masturbarse es una manera útil de explorar el cuerpo y de conocerse. Igual ocurre con el varón con la estimulación del pene o el ano.

Masturbarse es dañino

Diversos estudios refieren que algunas mujeres que no logran llegar al orgasmo, pueden no haberse explorado nunca mediante la autocomplacencia, lo cual hace más difícil que le indiquen mejor a su pareja qué zonas le son más agradables y placenteras.

Sin el autoconocimiento es más complicado gozar de una sexualidad más completa, y una manera de remediarlo es mediante la masturbación.

Tabú 3: “Comprar consoladores es de gente rara”

Es un tabú muy frecuente. Sin embargo, probar cosas nuevas, como los juguetes eróticos que incluye a los consoladores, puede encender la pasión en una pareja que lleva tiempo junta, o ser la puerta para explorar sensaciones y reacciones divertidas para avivar el momento en solitario o en compañía.

Hoy existen muchas opciones para comprar consoladores online o dildos desde la comodidad de la casa y con total privacidad. Los juguetes eróticos definitivamente no son de “gente rara”. Las academias de sexólogos en todo el mundo los recomiendan como una manera de mejorar la comunicación, el autoconocimiento y la intimidad sexual, compartiendo una actividad nada aburrida.

Comprar consoladores es de gente rara

Es importante usar lubricante al introducirlo. La primera vez que se utilice, debe insertarse despacio, para que la vagina o el ano se adapten a la forma y permita un mejor disfrute.

Tabú 4: “Estoy demasiado mayor”

Según el Social Indicators Research and Archives of Sexual Behaviour, si bien la frecuencia sexual disminuye con la edad, sorprende que cada vez más personas mayores, con edad promedio de 70 años, se animan a tener sexo más de una vez al mes (50%) y 11% todas las semanas.

Otra investigación publicada por el Journal of Sexual Medicine refiere que la mayoría de los jóvenes y las personas hasta los 60 años prefieren no tener sexo casual, es decir, no quieren irse a la cama con alguien que conocieron una sola noche.

Estoy demasiado mayor

Y sí, muchos prefieren buscar una tienda erotica online para explorar con privacidad las opciones para un mejor disfrute.

Tabú 5: “El hombre debe marcar el ritmo”

Uno de los tabús más extendidos es el de asumir que los hombres deben llevar la iniciativa del sexo y que las mujeres deben esperar a que ellos decidan cuándo tener relaciones.

Según la academia de sexólogos de España (FESS), es importante favorecer el erotismo y potenciar hábitos saludables.

El hacer ejercicio con regularidad y dejar de fumar aumenta la libido en hombres y mujeres. La natación ayuda a fortalecer el suelo pélvico de las mujeres, lo cual evita problemas como el vaginismo y la falta de orgasmos.