Técnica de éxito para intervenir en las patologías oculares relacionadas con la retina y la mácula

Para solucionar patologías en la retina o la mácula es necesario, en ocasiones, intervenir en el vítreo, para lo que es necesario practicar la técnica de la vitrectomía.

Técnica de éxito para intervenir en las patologías oculares relacionadas con la retina y la mácula

El sector de la Oftalmología es una de las áreas de la Medicina que más ha evolucionado en los últimos años. Los constantes avances en investigación e innovación han propiciado la llegada a España de técnicas para tratar problemas y patologías oculares con un mayor porcentaje de éxito, causando el menor malestar para los pacientes.

Entre estas técnicas que comenzaron a aplicarse en la década de los 70 y que han evolucionado de forma constante en España, alcanzando cotas de éxito impensable hace años, se encuentra la denominada vitrectomia.

La cirugía de vitrectomía es la intervención por la que se extrae el vítreo existente en el ojo mediante microincisiones en la pared del mismo. Con esta intervención, el profesional lo que consigue es eliminar esa gelatina que ocupa el interior del ojo (vítreo), permitiéndole solucionar diferentes patologías y enfermedades surgidas en la retina o la mácula.

En este sentido, hay que decir que la eliminación del vítreo no implica necesariamente que éste esté dañado, ya que en ocasiones está en perfectas condiciones pero es necesario eliminarlo para poder intervenir mejor en otras patologías que están afectando al ojo y que pueden acarrear problemas graves de visión.

vitrectomiaSegún explican los responsables de Clínicas Novovisión, líderes a nivel internacional en el desarrollo de técnicas de cirugía refractiva, trasplante, glaucoma y contactología avanzada, las patologías más comunes por las que es necesario practicar una vitrectomía son la retinopatía diabética, el desprendimiento de retina, las heridas oculares o traumatismos y los agujeros maculares, así como otras enfermedades de la mácula. No obstante, también es frecuente tener que intervenir en el vítreo cuando el ojo sufre una inflamaciones e incluso en casos relacionados con alta miopía.

En cuanto al tipo de intervención, esta consiste en la realización de una microcirujía por la que se realizan tres pequeñas incisiones en el globo ocular. Con material especializado se extrae el vítreo del ojo de una forma muy natural y en este tipo de intervención se aplica una anestesia local.

El tiempo de intervención suele durar entre una y dos horas, dependiendo de la patología que hay que tratar y que motiva la intervención en el vítreo. La aplicación de esta técnica ya está muy extendida en los centros más avanzados y tienen una tasa de éxito del 99%, lo que la hace una de las intervenciones más seguras.

técnica de la vitrectomíaRápida recuperación

Esta intervención destaca por facilitar una rápida recuperación por parte del paciente. Al respecto, los responsables de Clínicas Novovisión señalan que al paciente se da de alta inmediatamente tras la cirugía con el ojo tapado. “Al día siguiente le revisamos y se destapa el ojo para empezar con el tratamiento de gotas durante unas semanas. Según el paciente y la intervención, una persona puede reincorporarse a su actividad laboral y deportiva en un plazo de 5-10 días según el tipo de intervención”, enfatizan.

En cuanto al perfil de paciente que suele recibir un tratamiento de estas características, los expertos de la clínica afirman que cualquier persona puede beneficiarse de las ventajas que ofrece la técnica de la vitrectomía. No obstante, antes de someterse a una intervención de este estilo, los profesionales deben realizar un estudio y unas pruebas a cada uno de sus pacientes.

Entre estas se encuentran la realización de un examen ocular profundo, así como una ecografía para conocer el estado de los tejidos oculares. Entre otro tipo de pruebas que se pueden hacer para minimizar cualquier tipo de riesgo también se están la  tomografía de coherencia óptica retiniana (OCT), angiografía fluoresceínica o un test electrofisiológico.

técnicas de cirugía ocularUna técnica con un gran desarrollo

Esta técnica comenzó a utilizarse en la década de los 70. Desde entonces, la cirujía ha experimentado grandes avances siendo una de las técnicas de cirugía ocular más importante y con más éxito al permitir recuperar visión a pacientes y evitar daños irreparables en personas con patologías oculares.

En España, la técnica es aplicada por centros especialistas. Por ello y debido a la complejidad de la técnica y su impacto directo en la salud hay que acudir a centros de confianza y con profesionales acreditados en el tratamiento de patologías oculares. Clínicas Novovisión, que cuenta con presencia física en Madrid, Murcia y Almería, es uno de los centros líderes en España en la aplicación de esta técnica.

¡Compártelo en tus redes!