Los trastornos psiquiátricos de Leonardo da Vinci que le impedían terminar sus obras

Dos neurólogos italianos han analizado distintos episodios de la vida del genio y concluyeron que probablemente padecía de dos trastornos psiquiátricos.

Los trastornos psiquiátricos de Leonardo da Vinci que le impedían terminar sus obras

El polímata florentino del Renacimiento italiano, Leonardo da Vinci, probablemente padeció de trastorno de atención con hiperactividad (TDAH) y dislexia, aseguran Paolo Mazzarello y Marco Catani, quienes han realizado un estudio recientemente publicado en la revista de neurología Brain.

Tras analizar distintos acontecimientos de la vida del genio universal, los científicos italianos determinaron que mostraba todas las manifestaciones del TDAH, trastorno que sufre alrededor del 5% de la población adulta.

Un genio conducido a la distracción

Da Vinci ocupaba demasiado tiempo en planificación de sus obras, pero de repente se cansaba de ellas y las dejaba inconclusas; se quedaba analizando o contemplando, lo cual al mismo tiempo hacía que sus proyectos vigentes no progresaran. La observación detallada de algunas de sus notas dejó ver que probablemente también padecía de dislexia.

Generalmente, esa mezcla entre procrastinación y lapsos enérgicos de actividad, acción propia de Leonardo, es evidencia del TDAH. Sin embargo, los neurólogos afirman que ese trastorno no necesariamente deriva en consecuencias negativas. Así lo explicaron:

Si se canalizan positivamente, algunas de las características del TDAH pueden tener una ventaja: el vagabundeo mental puede alimentar la creatividad y la originalidad; la inquietud puede llevar a buscar la novedad y la acción para el cambio.

Pero en el caso de Leonardo da Vinci, no hubo tal canalización, aclaran los científicos.

Tres obras maestras de Leonardo da Vinci
Tres de las obras maestras de Leonardo. Arriba : La última cena fue completada por Leonardo en 3 años, pero el uso de una técnica incorrecta condujo al rápido deterioro de la obra. Abajo a la izquierda : Leonardo trabajó intermitentemente en Mona Lisa durante casi 16 años. Abajo a la derecha : la pintura inacabada de San Jerónimo en el desierto .

Sin duda alguna, Leonardo consiguió más de lo que podría anhelar cualquier otro hombre en la vida, pero a los investigadores los asalta la duda sobre cuál habría sido el impacto de su labor histórica si el genio hubiera logrado dedicarse con mayor consistencia a su arte y expandir eficientemente sus intuiciones y descubrimientos.

¡Compártelo en tus redes!