¿Cuáles son las ventajas que ofrece una cabina de hidromasaje?

Cuáles son las ventajas que ofrece una cabina de hidromasaje

Son muchos y variados los beneficios que ofrece un masaje en el cuerpo y la salud. Si se aplica el calor de forma adecuada durante un tiempo corto como unos 10 o 15 minutos se puede ver los efectos que tiene en el organismo.

Beneficios de los masajes de calor

Entre otras cosas, un buen masaje caliente ayuda a reducir el estrés, mejora la circulación sanguínea, alivia el estrés emocional, ofrece una sensación de calma y paz y ayuda a reducir los dolores y la inflamación de zonas o músculos bloqueados a consecuencia del contacto del calor y el masaje.

Lo malo es que los masajes de calor deben ser dados por un especialista o fisioterapeuta. Y es que aunque se acuda de vez a alguna sesión no es algo que se pueda hacer de forma diaria por dinero y falta de tiempo.

Afortunadamente, existen alternativas en forma de muebles como una cabina de hidromasaje que permiten dar masajes y a la vez calor en forma de hidromasaje.

¿Qué posibilidades ofrece una cabina de hidromasaje?

Qué posibilidades ofrece una cabina de hidromasajeAntes de nada hay que contar los beneficios de una cabina de hidromasaje es necesario entender de lo que es capaz de hacer y los tipos de cabinas que existen ya que hay varias clases.

Una cabina de hidromasaje no deja de ser un espacio cerrado de ducha que tiene unos chorros orientables que dan agua a presión en forma de calor o fío a las diferentes zonas del cuerpo que uno desee.

La combinación de calor con el agua a presión en las partes que se deseen masajear ofrecen una sensación de relajación y alivio muscular.

Por todo ello, una cabina de hidromasaje tiene las siguientes ventajas:

  • Relaja de forma diaria el estrés acumulado a lo largo del día.
  • Mejora el descanso si se toma una ducha antes de acostarse ya que contribuye a incrementar la calidad del sueño.
  • Ayuda a calmar los dolores de cabeza.
  • Reduce parcialmente los dolores musculares.
  • Genera elasticidad en la piel.
  • Calma y alivia la tensión muscular.
  • Elimina las toxinas al actuar en combinación con la presión y el calor. Si se combina con un frotado en la piel se puede hacer una exfoliación.
  • Además de todo lo anterior actúa como una ducha normal y sirve para limpiarse y asearse.
  • Otro punto positivo es que las cabinas suelen tener configuración horizontal lo que posibilita su uso para personas con movilidad reducida.
  • Por otro lado, reduce el consumo de agua ya que ocupa menos espacio que una bañera que consume mucha cantidad de agua.
  • A las cabinas de hidromasaje se le pueden incorporar complementos como una sauna, chorros de vapor, vapor con infrarrojos o sauna finlandesa para imitar los baños de vapor a estilo turco.

Y eso no es todo, si se combina la sauna con una cabima mejora los dolores musculares provocados por malas posturas y las lesiones de la espalda provocadas en la oficina como consecuencia de pasar muchas horas sentado.

Claves para elegir una cabina de hidromasaje

Claves para elegir una cabina de hidromasajePero para elegir una buena cabina de hidromasaje es necesario saber cuáles son las necesidades y usos que se le van a dar ya que existe una gran gama de cabinas y cada una de ellas tiene diferentes características, potencia, medidas y chorros.

Lo primero es saber si además de los chorros se desea la opción del baño de vapor. Y si se elige esta opción hay que saber si se quieren con efecto vapor, con infrarrojos, con efecto sauna o efecto hidromasaje, vapor y sauna.

A mayor combinación de elementos suele ser más cara. Otro punto a tener en cuenta son las medidas del baño, las cabinas de hidromasaje solas suelen ser más pequeñas que las que tienen sauna e hidromasaje ya que ocupan más espacio y metros cuadrados.

Por lo tanto, además de las prestaciones hay que tener en cuenta las medidas del baño, ya que si es un espacio pequeño igual es recomendable sólo la opción de hidromasaje o bien se tendría que pensar en una alternativa diferente.

Por todo lo anterior  se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

Para elegir el tamaño de la cabina es asegurarse de que tanto el techo como el suelo cumplen los requisitos del modelo elegido. El techo debe ser más alto que la altura de la cabina y es rec9omendable contar con 50 centímetros entre las paredes laterales y la cabina para hacer la instalación y colocar las tuberías, tubos y manguitos de la parte posterior que van conectados a los chorros.

Debe haber tomas de agua a la altura en las paredes donde se vaya a conectar y cables de leectricidad con conexión de fase, neutro y tierra de unos 2,5 mm2. Además, el desagüe debe estar cerca para evacuar el agua sin problemas.

En baños de menos de 3 metros y medio se recomienda una cabina cuadrada o en forma de media luna o 1 cuarto de círculo, en baños más grandes se puede optar por una rectangular que tiene más espacio y complementos.

cabina de hidromasaje

Una vez elegido el estilo de hidromasaje es fundamental elegir el sistema de hidromasaje, sí hidromasaje, con chorros y sauna o con baño turco que genera altas temperaturas dentro de la cabina pudiendo llegar hasta los 70 grados centígrados.

Por otro lado, toca escoger los chorros para cubrir las diferentes partes del cuerpo. Lo normal es que cubran la espalda, pero se pueden añadir para que dé un masaje cervical, dorsal, lumbar o incluso en los pies. Incluso hay cabinas con chorros para todas las partes del cuerpo, incluido cuello, cabeza, espalda y pies.

Algunos modelos y marcas fabrican cabinas con accesorios como radio, asiento, cromoterapia (estimulación corporal en base al efecto relajante de los colores).