Viajes de ensueño; viajes para recordar toda la vida

viajes para recordar toda la vida

Hay destinos para viajar que se debemos hacer al menos una vez en la vida, aunque todos y cada uno de los viajes que realizamos son cúmulos de experiencia enriquecedora que nos van formando como individuos, que amplia nuestros horizontes y nos hace percatarnos de lo pequeño que somos frente al mundo, volviéndonos más respetuosos con los demás y sinceros con uno mismo.

Cada salida cuando somos niños nos muestra un universo distinto de nuevos colores y aromas, y una simple excursión al campo puede ser toda una aventura para nuestros sentidos. Pero a medida que crecemos, a medida que somos conscientes de todo lo que nos queda por descubrir, de las culturas tan diferentes y apasionantes que nos quedan por conocer y explorar, nuestras miras se van mucho más lejos y los destinos que queremos alcanzar mucho más exóticos.

En este sentido, si queremos realmente un viaje único que nos transporte a otra cultura, desconocida y diferente, entonces Asia es nuestro destino y, de entre sus muchas opciones, en este artículo  te vas a encontrar con siete razones para elegir Camboya.

7 motivos para ir a Camboya

Camboya es uno de esos países que aún no son demasiado conocidos en Europa, pero que bien merece la pena descubrir, si vamos buscando diferencias con nuestra propia cultura, si lo que queremos es seguir sorprendiéndonos, como cuando éramos más pequeños, pero también igual de seguros. Los viajes a camboya que ofrece Sildavia viajes harán que todo esté perfectamente organizado para que tú solo te preocupes de descubrir los paisajes de Camboya y empaparte de su cultura.

7 motivos para ir a CamboyaEl primer motivo que te vamos a dar para viajar a Camboya es su pueblo. Pisar estas tierras te permitirá sentir y compartir la alegría de vivir de su gente y la amabilidad sin límites de los camboyanos. Son muy hospitalarios y conseguirán que enseguida te sientas como en casa. Los niños, con sus enormes sonrisas, irán corriendo a saludarte y esa felicidad enseguida se reflejará en tu rostro, contagiándote su júbilo.

El segundo motivo que te vamos a dar será que ir a Camboya te permitirá navegar por el lago más grande de todo el sudeste asiático. El lago Tonlé Sap, que se sitúa en el centro del país, es el pulmón económico que gracias al cual viven muchos camboyanos. Durante la estación de las lluvias, el lago dobla su tamaño y es un gran momento para realizar un crucero, conectando con Nom Pen o Battambang desde Siem Reap.

El tercer motivo es sin duda la experiencia de descubrir una capital que no tiene nada que ver con el resto de ciudades que conoces. Nom Pen es una capital sorprendente, que aúna tradición y modernidad, y donde encontrarás un ambiente caótico que reina por todas partes, pero donde se respira tranquilidad. Es una sensación indescriptible para los europeos y occidentales en general que solo podrán entender si ponen un pie en sus calles.  Es una visita obligada para poder comprender la cultura e idiosincrasia camboyana.

El cuarto motivo va dirigido a todos los amantes de la naturaleza ya que podrán observar aquí unos delfines que son únicos de estas tierras, como el delfín de Irrawady, una especie que habita solo en las aguas del Mekong, en Laos, y en el norte de Camboya. Sus características más particulares son la forma de su hocico y su aleta dorsal, y su cuerpo difiere bastante del de los delfines más conocidos, pareciéndose más a la beluga.

costa de SihanoukvilleSe pueden divisar en una excursión en barco desde Kratie o Stung Treng, una actividad quen o debería perderse ningún amante de la naturaleza y que lo llevará por las regiones más remotas de Camboya.

El quinto motivo será disfrutar de islas paradisíacas desconocidas por los turistas, ya que al contrario de lo que ocurre en Tailandia y Vietnam, las islas de la costa de Camboya son auténticos paraísos en la tierra que aún son poco o nada conocidos y visitados. Incluso las islas que encontrarás en la costa de Sihanoukville, que están habitadas, en temporada alta están bien preservadas.

EL sexto motivo es gastronómico, y es que hay que viajar a Camboya para degustar un buen arroz. Concretamente el arroz camboyano de Battambang está considerado el mejor del mundo, durante varios años consecutivos ha ganado diversos premios donde participaban arroces de todo el planeta. Y además de deleitarte con este sabroso manjar, los paisajes de arrozales que podrás divisar sobre los campos de Battambang son una auténtica maravilla.

El último motivo, que expondremos aquí, pero no el último para viajar a Camboya, puesto que sin duda hay muchos más, será perderse por los meandros de los templos de Angkor, el lugar más conocido del país y por el que acuden la mayoría de los turistas. Los templos de Angkor son de una gran belleza arquitectónica y Angkor Wat es su símbolo absoluto, vestigios de piedra de una de las culturas más impresionantes e importantes que han existido en toda Asia, una parada imprescindible en tu viaje por Camboya.

¡Publícalo en tus redes!