Beneficios de practicar equitación

- Anuncio -

Montar a caballo es una de las experiencias más maravillosas que las personas pueden experimentar, pero si no se ha hecho nunca, sus beneficios serán totalmente desconocidos. La equitación, posiblemente la práctica más sencilla de todas las disciplinas ecuestres, es el punto de partida de la mayoría.





Y es que antes de ser un jinete avezado o una amazona experimentada, para practicar equitación y dominar el arte ecuestre, se requiere práctica y motivación. La primera se va adquiriendo a medida que se monta a caballo con mayor frecuencia, y la segunda se puede conseguir casi inmediatamente, reconociendo los beneficios que esta práctica tiene para las personas.

Una disciplina económica

La equitación es un deporte en toda regla, como ya se verá más adelante. Pero aunque no se crea, puede llegar a ser también una disciplina bastante económica, ya que bastará con acudir a una tienda de hípica online y comprar lo básico, que más que nada son elementos para la comodidad y seguridad de la persona que lo vaya a practicar.





En cambio, otras disciplinas no solo pueden tener un coste mayor, como las de adiestramiento y entrenamiento de coordinación con los caballos, sino que también su curva de aprendizaje es sumamente mayor.

Beneficios físicos evidentes

La equitación parece ser un deporte donde el caballo lleva las riendas y hace la mayor parte del esfuerzo, pero realmente no es así, ya que para practicar equitación se requiere un esfuerzo casi de todo el cuerpo y una coordinación motriz superior a la media.

Por esta razón, es recomendable para personas que tienen problemas posturales -por trabajar mucho tiempo sentados, por hacer poco ejercicio físico o como rehabilitación-, ya que es necesario mantenerse erguido para practicar equitación.





De la misma manera, la coordinación motriz y la definición muscular son palpables, puesto que mantener la posición durante la práctica requiere de un esfuerzo muscular constante, tanto de brazos y piernas, como del tronco, favoreciendo también la coordinación respiratoria y circulatoria, de forma que aunque parezca no serlo, es una práctica deportiva muy completa.

El aprendizaje de valores importantes

La equitación es recomendable para cualquier persona, incluso para adultos mayores. Pero es en los niños y en los adolescentes donde los valores importantes forman parte del aprendizaje.

Y es que la equitación, y en general cualquier disciplina ecuestre, implica aprender sobre la confianza, la autoestima y superar los miedos, porque aunque se cuente con los mejores accesorios para caballos y la protección debida, para entrenar con ellos hace falta entenderlos, confiar en ellos, tener paciencia y definir un ritmo de trabajo que permitan una unión completa con el paso del tiempo.

Siendo esta, por supuesto, otra importante ventaja de las disciplinas ecuestres, el hecho de aprender el valor del respeto por la naturaleza y la responsabilidad de tener bajo el cuidado propio a un caballo. Aunque si se va a un club de equitación o se está aprendiendo, lo más normal es que no se tenga el caballo siempre en casa, por eso, los que comienzan en la equitación, tarde o temprano querrán comenzar a entrenar a sus propios caballos, lo que para los niños y adolescentes puede ser una experiencia transformadora.

La equitación es terapia

Ya hemos indicado antes que se necesita confianza, superar miedos y mantener niveles saludables de autoestima, respeto y paciencia, para practicar una disciplina con caballos. Es por eso que muchas ramas de la psicología y la psiquiatría utilizan esta disciplina como método terapéutico.

En padecimientos como el autismo y la hiperactividad, reconocidos por tener cierto rechazo a las actividades que requieren concentración, paciencia y progresos lentos, pero también por tener algunos problemas para mantener niveles de confianza y de superación de miedos, la equitación ha demostrado ser una actividad que puede mostrar serios avances, sin requerir incluso tratamientos adicionales, lo cual es mucho más importante.

Desde luego, si la motivación existe y los beneficios se entienden, su práctica será una mera consecuencia, que sin duda, podrá transformar.

Te puede interesar

Historias recientes

La historia poco conocida de Klara Hitler, la cariñosa madre del Führer

Desde la dictadura genocida de Adolf Hitler, muchos en Alemania y en el mundo...

Desapariciones en cruceros: 9 de los casos más misteriosos de la historia

Para muchos, viajar en crucero significa darse unas vacaciones de ensueño. En el mar,...

Amou Haji, el hombre más sucio del mundo que lleva casi 70 años sin bañarse

Es conocido en Internet como el hombre más sucio del mundo. Pero para Amou...

¿Tienes miedo de envejecer?

Samuel* tiene treinta y tantos años. “Se acerca un gran cumpleaños”, dijo. Estoy tratando de...
- Anuncio -

Contenido relacionado

- Anuncio -