Buscando a Nemo mintió en su historia, la película ocultó la realidad sexual de los peces payaso

Buscando a Nemo mintió en su historia, la película ocultó la realidad sexual de los peces payaso

Es bastante común que los guionistas de los filmes cambien las historias transformando la realidad por una opción que se adapte mejor a lo que desean mostrar. Más aún cuando se trata de una cinta para niños, pues allí esa realidad suele ser “dulcificada”. Así ocurre en la película Buscando a Nemo, en donde la historia real es muy distinta.

Y es que si Disney hubiese tenido precisión científica al narrar la historia de Nemo, el pez payaso más popular del mundo se habría podido convertir en una hembra, por ejemplo.

Buscando a NemoLa historia de Buscando a Nemo cuenta cómo un pez payaso sigue el rastro de su pequeño hijo luego de que a este lo capturaran y sacaran del mar para terminar en la pecera de un consultorio dental.

No obstante, y como lo explicó el experimentado biólogo Patrick Cooney, especialista en peces de la Universidad de Carolina del Norte, el filme es de todo menos realista con la vida de un pez payaso:

Sí, en la vida real Nemo podría convertirse en una hembra. Los peces payaso son hermafroditas secuenciales, los cuales ayudan a conservar a la especie manteniendo el número de hembras y machos adultos en igualdad de números. Todos los peces payaso jóvenes se vuelven machos. Y después de que se emparejan, el tipo dominante se convierte en una hembra.

Buscando a Nemo le mintió a tus hijosEn otras palabras, lo que el biólogo quiere dar a entender es que si asesinan a la madre de Nemo (como ocurre con la mayoría de estos peces) y tras este hecho su hijo queda solo con su padre, entonces alguno de estos dos se transformará en una hembra (quizá el padre por edad). Así entonces, Nemo habría crecido tomando el rol de macho en la nueva relación. Según Cooney:

Aunque es una historia muy diferente a la contada por Pixar creo que sigue siendo una gran aventura y, sí, Buscando a Nemo le mintió a tus hijos.

El experto culmina atenuando cualquier incertidumbre ante los adeptos del clásico de Disney, y aclara que sencillamente quiso aprovechar la historia animada para ofrecer algo de enseñanza sobre la vida de estos peces, “solo nos estamos divirtiendo y señalando cómo es realmente el ciclo de vida loco del pez payaso mientras lo asociamos con algo con lo que la gente está familiarizada … Buscando a Nemo”, concluye el biólogo.

¡Publícalo en tus redes!