29.5 C
Madrid

Calidad del aire interior

El exceso de humedad, los compuestos orgánicos volátiles, el monóxido de carbono y el radón son los cuatro principales contaminantes del aire interior. Dan lugar a casas húmedas y cargadas. Por tanto, el aire interior es más perjudicial que el exterior. Para mantener a su familia a salvo, debe conocer estos contaminantes de interior. En los países desarrollados, pasamos el 90% de nuestro tiempo en el interior y, sin embargo, la atención se centra en el 10% del tiempo que pasamos en el exterior. La contaminación del aire interior proviene de una gran variedad de actividades. Las partículas finas se desprenden de actividades como la cocina (fritura y asado en particular), la limpieza y los fuegos y velas. Se calcula que, en todo el mundo, tres mil millones de personas siguen cocinando con fuegos abiertos o cocinas sencillas alimentadas con queroseno, carbón o biomasa, que producen grandes cantidades de contaminación en interiores. Pero incluso el uso de cocinas modernas puede suponer un riesgo.

La importancia de la calidad del aire en los espacios cerrados





En los hogares también utilizamos muchas sustancias químicas en el aire. Están incrustados en las colas utilizadas en los muebles, así como en las pinturas, los selladores y la madera y los materiales de construcción. También hay COV emitidos por los productos de limpieza del hogar, los productos de cuidado personal como los geles de ducha y las fragancias, los pegamentos, las tintas y los ambientadores. Por separado, algunos COV son más perjudiciales que otros, aunque casi todos reaccionan con los óxidos de nitrógeno para crear ozono a nivel del suelo.

Pasar la aspiradora también es otra fuente de contaminación del aire interior, a menos que se utilicen filtros adecuados de alta calidad, y pasar la fregona con determinados productos de limpieza también puede aumentar los niveles de sustancias químicas en el aire. Los gases de combustión, como el monóxido de carbono, el dióxido de carbono y los óxidos de nitrógeno, también se desprenden principalmente de las estufas y placas de gas, aunque las velas, las lámparas de aceite y el tabaco también contribuyen a ello. Aunque los gases como el dióxido de nitrógeno también se producen en el exterior, pueden acumularse en concentraciones mucho más altas en el interior.

¿Qué es un filtro HEPA?





Si su casa u oficina es propensa a la contaminación del aire interior, un purificador de aire puede ser útil para eliminar las partículas nocivas y mejorar la calidad del aire. En un hogar que tiene principalmente partículas contaminantes, como escapes, polvo y bacterias, se recomienda un filtro de partículas HEPA 13. Los filtros HEPA son la mejor solución, y estos filtros pueden filtrar el 99,97% del aire.

Los filtros HEPA ya se utilizan en hospitales y se instalan en más de 500 escuelas públicas de Alemania. En AIR8, luchamos diariamente para proporcionar acceso a una mejor calidad del aire interior. Nuestros dispositivos portátiles e inteligentes combinan 4 a 6 etapas de filtración. Cada uno está equipado con un filtro HEPA 13 y está certificado por el laboratorio alemán TÜV. Cuando se combina con otras tecnologías de filtración del aire (como los filtros de carbono, el catalizador en frío y la luz UV-GI), se captura y erradica el 99,99% de todas las partículas persistentes. Esto significa que puede eliminar eficazmente los virus y las bacterias, así como las partículas transportadas por el aire, como el polvo, las esporas de moho, el polen y otros alérgenos.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -