¿Cómo elegir las chucherías para tu celebración?

Tipos de golosinas para Primera Comunión

Uno de los momentos más significativos en la vida de un niño es la Primera Comunión, evento durante el cual el crío se acerca más al cristianismo y reafirma las creencias que le puedan haber sido inculcadas. Y es, que debido a lo significativo de este momento, que todas las personas siempre quieren que el mismo sea disfrutado tanto por el comulgante como por sus familiares y amigos.

Todos toman este acontecimiento como una bendición que recibe cada uno de los miembros de la familia y del cual todos son partícipes, razón por la cual se vanaglorian y celebran.

Celebrando la Primera Comunión

Siendo el día de la Primera Comunión, un día especial para todos en casa, y especialmente, para los niños, en el momento de hacer la celebración hay que considerar los gustos que tiene el festejado y ponerlos todos en marcha.

En este sentido lo esencial es el escoger la comida que se brindará, tanto para el comulgante como para los invitados al evento, debiendo cuidar que junto con la merienda, también haya las suficientes golosinas para comuniones, las cuales deberán ser de lo más variadas y para el gusto de todos los presentes.

Tipos de golosinas para Primera Comunión

Tipos de golosinas para Primera Comunión

Y como la Primera Comunión significa un momento muy especial en la vida de todo niño, es tarea de los padres, lograr que este día llegue a ser tan memorable como exitoso. Es por esto que la mesa de golosinas no debe faltar en esta celebración tan especial.

A continuación, se presentan algunas de las golosinas que pueden pasar a formar parte de esta fiesta, que seguro harán que ésta sea todo un éxito:

  • Chocolates: el chocolate puede ser presentado en forma de bombones, chocolatinas, frutos secos bañados de chocolate y barquillos de chocolate, entre otras presentaciones. Esto hará la delicia de grandes y chicos.
  • Nubes: si el evento que se está celebrando no tiene una temática, éstas pueden ser las tradicionales rosa por fuera y blancas por dentro, aún cuando se puede contar con una gran variedad  de opciones, entre las cuales estén: trenzas, espirales, formas de fresa, formas de plátano, cubiertas de chocolate, con forma de ladrillo y demás.
  • Regaliz: otra golosina que no pasa de moda y sigue gustando a todas las generaciones. Existe una gran variedad de formas, sabores y colores, que se pueden encontrar en el mercado pero las que nunca deben faltar son las clásicas rojas rellenas de nata, las rojas torcidas y los ladrillos.

Son muchas las golosinas que se pueden presentar y éstas son solamente una muestra. De igual forma, las brochetas de chuches son magníficas para ser usadas como decoración, pudiendo éstas sustituir a los ramos de flores.

La distribución de las mesas

Primera Comunión

En lo que a la distribución de las mesas se refiere, en principio se debe colocar una grande al estilo buffet donde todos, niños y adultos, puedan servirse a gusto y puedan escoger lo que más les guste de lo que se ofrece. No se debe olvidar apartar una mesa principal, en la cual se colocará el pastel que es lo principal en este momento.

Las mesas que se hayan dispuesto para los niños deberán ser usadas única y exclusivamente cuando ellos vayan a disfrutar de la comida, pues el resto de la jornada seguro que lo pasarán jugando.

Si es el jardín, el lugar elegido para la celebración y hay el suficiente espacio, a la hora de la comida se pueden disponer manteles por todo el área acompañados con cojines para que los niños puedan sentarse a degustar la comida como si se estuvieran disfrutando de un picnic. Hasta se pueden contratar talleres y juegos para que así los niños tengan una variedad de entretenimiento.

Los recuerdos para los invitados

Los recuerdos para los invitados

Siempre se destila que cuando se celebra la Primera Comunión le sea entregado a cada uno de los invitados, sobre todos a los adultos, un pequeño presente que les haga recordar en el tiempo tan hermoso momento. Son muchos los estilos de recuerdos que se pueden mandar a hacer en una tienda especializada, pero también pueden ser hechos en casa con un poco de imaginación y algo de destreza.

Tradicionalmente, en esta ocasión se suele entregar como recuerdo, artesanías relacionadas con la religión, como son ángeles, crucifijos, o rosarios. Pero muchos, con la finalidad de romper un poco esas tradiciones y llevando todo un poco más a la modernidad, entregan objetos menos religiosos como pueden ser pequeñas esculturas de cerámica o artesanías muy coloridas y variadas.

No hay por qué dejar de tener en cuenta que a los más pequeñines les encantará llevarse también algunas chuches y golosinas, por lo que preparar bolsitas con ellas para acompañar a los tradicionales detalles de comunión, será una idea genial.

Todo queda al gusto de quien organice la celebración y, sobre todo, del gusto del niño o niña comulgante, quienes a la edad que hacen la Primera Comunión, ya tienen cierto gusto y personalidad bastante definida, como para escoger lo que más les guste y se identifique con ellos.

¡Compártelo en tus redes!