Así es como la cocaína ‘se come’ el cerebro de los adictos

Imágenes de resonancia magnética muestran los aterradores daños del consumo de cocaína en un hombre de 45 años.

Así es como la cocaína 'se come' el cerebro de los adictos

Médicos del hospital Mater Dei en Malta han revelado las imágenes de unas resonancias magnéticas del cerebro de un varón de 45 años consumidor frecuente de cocaína que dejan ver los graves efectos que produce el alcaloide. Se trata de un caso recientemente reseñado en la revista British Medical Journal.

Potencialmente mortal

Los escáneres cerebrales le fueron tomados a un paciente que fue llevado por sus padres al servicio de urgencias del sanatorio maltés tras permanecer dos días confundido y comportándose de manera muy extraña. Los médicos notaron que sus pupilas estaban dilatadas y “enérgicamente reactivas a la luz”, y que el paciente “no cooperaba, no podía realizar tareas simples y no seguía las órdenes”.

Luego de someterlo a distintos exámenes, los galenos pudieron determinar que el hombre había padecido un efecto secundario poco usual, pero potencialmente mortal, provocado por el consumo del narcótico y conocido como leucoencefalopatía.

Según los especialistas, este raro trastorno puede presentarse de diferentes formas, que incluyen un nivel alterado de conciencia, confusión, lenguaje alterado, visión alterada, fiebre o espasticidad. Las resonancias magnéticas mostraron el grave deterioro de la materia blanca de su cerebro.

leucoencefalopatía
Las imágenes de resonancia magnética de un usuario habitual de cocaína revelan el daño que la droga puede causar con el tiempo. / Imagen: © BMJ PUBLISHING GROUP LIMITED 2019

Un caso excepcional

El paciente recibió tratamiento con esteroides, un intercambio de plasma y anticuerpos durante dos semanas. Luego de esto, comenzó a mostrar signos de mejoría y fue trasladado a un centro de rehabilitación.

Un año después de ingresar a urgencias, su examen neurológico fue normal y su capacidad cognitiva no presentaba problemas. Sin embargo, el hombre seguía mostrando en su cerebro signos de los daños provocados por la cocaína.

La doctora Ylenia Abdilla, que trató al hombre no identificado, explicó:

Es un trastorno raro que puede causar una discapacidad significativa. Este estudio de caso está destinado a aumentar la conciencia de esta condición.

Dijo además que el pronóstico generalmente es malo y puede conducir muy rápido a la muerte, aunque hay casos excepcionales en los que los pacientes pueden recuperarse por completo, como este.

¡Compártelo en tus redes!