Cómo las emisiones de CO2 están provocando la decadencia de nuestras capacidades cognitivas

Científicos han observado que el incremento de los niveles de dióxido de carbono puede afectar negativamente el aprendizaje de los humanos.


Cómo las emisiones de CO2 están provocando la decadencia de nuestras capacidades cognitivas

Las capacidades cognitivas de los seres humanos pueden verse afectadas por cuenta de los elevados niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera. A esta conclusión ha llegado un grupo de científicos de la Universidad de Colorado en Boulder, la Escuela de Salud Pública de Colorado y la Universidad de Pennsylvania, según señala un informe en Phys.org.

La humanidad ya está enfrentando el fenómeno del calentamiento global generado por las crecientes emisiones de gas CO2 que se concentran en la atmósfera. Pero eso no es todo. La nueva investigación, publicada por los científicos en EarthArXiv, demuestra que a medida que los niveles de CO2 continúan aumentando, surge otro preocupante efecto negativo: el pensamiento confuso.

Respirando aire con altos niveles de CO2

En concreto, los expertos analizaron el problema del aumento de los niveles de CO2 en la atmósfera y su impacto en los niños que aprenden en un aula. Investigaciones anteriores han demostrado que niveles de CO2 superiores a lo normal pueden conducir a problemas cognitivos. Sin embargo, también demostraron que el problema generalmente se puede solucionar solo con abrir las ventanas para dejar entrar aire fresco.

Pero los científicos se preguntaron: ¿qué sucede cuando ese “aire fresco” tiene altos niveles de CO2? Para averiguarlo, crearon un modelo con dos resultados. En el primero, los humanos reduciremos las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero. Y en el segundo, no lo haremos.

Según el estudio, el resultado más positivo indica que las capacidades cognitivas de los estudiantes decaerán en un 25% para el año 2100. Y el más negativo señala que se reducirán en un 50%.

Esta es la primera vez que es analizado el impacto en las personas que respiran niveles de dióxido de carbono superiores a lo normal de manera regular.

Los autores del trabajo advierten que este problema solo podría evitarse poniendo fin a las emisiones de CO2.

¡Compártelo en tus redes!