¿Pensando en hacer una escapada a Barcelona?

Pensando en hacer una escapada a Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más turísticas de nuestro país, y no es para menos, ya que tiene mucho que ofrecer al turismo en general. Si estás pensando en visitarla, te resultará interesante saber que tenemos muchos lugares para conocer, tanto de playa o interior, como a través de su gastronomía. En cualquier caso, es una ciudad para perderse y descubrir todo lo que tiene para ofrecer.

Barcelona tiene muchos rincones únicos

Cuando salimos de vacaciones son muchas las cuestiones que debemos plantearnos, sobre todo si buscamos conocer Barcelona a fondo y no dejarnos ningún hueco sin descubrir. Pero claro, cuando organizamos un viaje al más puro estilo mochilero son otras tantas las dudas que nos asaltan, más aún las relacionadas con nuestro equipaje o maletas.

Barcelona tiene muchos rincones únicos

En cualquier caso, resulta interesante destacar que vamos a poder estar tranquilos en este sentido. Pues en diferentes puntos de la ciudad va a ser posible que guardemos maletas, mochilas o equipaje en general, para así poder disfrutar del lugar en cuestión, sin cargas ni problemas. Gracias al servicio de LuggageHero, una empresa asociada con varios hoteles, locales y cafeterías donde podremos guardar nuestro equipaje o maletas para así seguir en movimiento, sin tener que preocuparnos de cargar con todo.

¿Te imaginas ir a ver el famoso espectáculo de las fuentes y cargar con la mochila? Con esto nos vamos a despreocupar en todo sentido, pues tienen más de ochenta localizaciones alrededor de Barcelona donde poder depositar nuestro equipaje y así disfrutar del lugar. Incluso, podremos acudir a la zona de Las Ramblas y los barrios céntricos, o visitar la Sagrada Familia, son paradas obligatorias que podremos hacer mejor con nuestro equipaje a salvo.

Otro lugar interesante para visitar en Barcelona es todo el barrio El Raval, una zona monumental muy emblemática de la ciudad condal. Podremos acudir directamente con nuestras maletas o equipaje, porque tenemos varios puntos allí para poder depositarlas y así seguir en movimiento en esta zona, sin más preocupaciones por los bártulos.

visitar la Sagrada Familia

Las playas de Barcelona son una visita obligada

Este servicio es muy útil en cualquier rincón de Barcelona, pero si estamos pensando en acudir a playas tan concurridas como la Barceloneta resulta necesario estar seguros de que nuestros objetos personales están a salvo. Así tenemos diferentes consignas Barcelona cerca de la playa, donde podremos guardar nuestra mochila y coger exclusivamente lo que necesitemos.

Nos evitaremos malos ratos, pero especialmente es el hecho de poder bañarnos con calma, sin estar en todo momento pensando que nuestras cosas pueden ser robadas. Tan sencillo como depositarlas en los lugares indicados, que podremos ver directamente con nuestro móvil, y así recorrer Barcelona de una manera única y diferente, con calma y sin ataduras.

Partiendo de la base de que son lugares concurridos, donde todo el rato hay un flujo constante de personas, es interesante saber que tenemos todas nuestras cosas a salvo. Sobre todo si vamos en transporte público, es una manera de poder llevar dinero, ropa limpia y demás elementos necesarios. Una vez hayamos terminado, será tan sencillo como acudir al lugar y recuperar nuestras pertenencias y así continuar nuestra ruta.

Accesibilidad en todo tipo de servicios y pago online

Lo mejor de este servicio es su comodidad, tanto a la hora de contratación, como el pago, el depósito y demás gestiones. Lo vamos a poder realizar todo a través de nuestro móvil, accediendo a LuggageHero con nuestra cuenta, para buscar el lugar más cercano a nosotros, donde poder dejar nuestras maletas o equipaje.

Port Vell

Se podrá pagar de forma virtual, que es lo más accesible hoy en día, así no tendremos que preocuparnos por llevar dinero con nosotros; sencillamente a través del móvil haremos todas las gestiones necesarias. Vamos a pagar por el tiempo efectivamente utilizado, sin mayores cobros ni recargos.

Una vez hayamos acabado la visita, será tan fácil como volver al lugar, detener el contador del tiempo y pagar por las horas que efectivamente hemos necesitado el servicio. Esto es una característica que los diferencia del resto de servicios, pues por normal general se establecen unas tasas, aunque estemos menos tiempo. Aquí vamos a estar seguros de pagar exclusivamente por lo necesario.