28.5 C
Madrid

Estafas más comunes de bitcoins y cómo evitarlas

El auge de las criptomonedas como el bitcoin atrajo no solo a millones de inversores legítimos, entusiasmados por formar parte de este capital descentralizado, sino a innumerables estafadores con métodos cada vez más sofisticados de engaño.





A pesar de que el sistema de transacciones blockchain es bastante seguro ante potenciales hackeos, existen otros canales que pueden poner en riesgo los fondos.

A continuación, se presentan algunas de las estafas más comunes con bitcoins y qué se puede hacer para prevenirlas.

Pagos reembolsables con criptomonedas





Muchos negocios fraudulentos suelen exigir pagos en bitcoins con excelentes políticas de devolución de producto, satisfacción total reembolsable y afines. Cuando los usuarios envían los fondos las páginas desaparecen.

Ya que las criptomonedas no tienen un fondo de protección legal que defienda a los consumidores, no hay forma de recuperar los activos enviados a menos que el vendedor decida devolverlos.

Para evitar estafas así es importante confirmar la reputación del vendedor, domicilio y canales de contacto antes de hacer envíos de cualquier tipo.

Gestores de inversión y grandes oportunidades de negocio




Los famosos “gestores de inversión” o analistas de carteras financieras son estafadores comunes en el mundo de las bitcoins, que atacan a los novatos que muestran interés de invertir.

Para llamar su atención ofrecen grandes cebos como la duplicación de las ganancias en una semana, 500% de utilidad mensual, gran cantidad de premios con referidos o hacer los tradings para que el usuario solo vea crecer su inversión.

Toda oferta maravillosa que venda seguridad de ganancias es estafa.

Lo más cercano a la inversión automatizada de bitcoins son plataformas como BitIQ que tienen marcadores que ayudan a tardear en los puntos favorables sin que los usuarios tengan que vigilar todo el día el mercado.

Más allá de eso, hay que correr de cualquier asesor particular que asegure ganar millones al invertir en bitcoin.

Chatbots “cazadores” en grupos o redes sociales

Nunca deja de impresionar lo realistas que pueden llegar a ser los chatbots y, más aún, las personas que les confían a estos extraños personajes sus activos.

Este tipo de sistemas automatizados escanean con frecuencia grupos de Facebook, Twitter, Discord e incluso Youtube para encontrar personas con perfiles vulnerables.

Luego, el sistema les envía un robot de chat que simula ser una persona muy amable diciendo cosas como:

– “He visto que te interesa el mundo de las criptos, te gustaría…”

Para los traders más versados en el tema es fácil reconocer estafas como estas, pero muchos siguen cayendo. Por línea general: utilice sólo canales oficiales y fuentes confiables de renombre para informase o realizar transacciones.

Billeteras físicas falsificadas (hardware wallet)

Las billeteras portátiles son una de las herramientas más poderosas que hay en el mercado para defender sus activos, ya que en ella se almacenan todas las firmas de seguridad (llaves), necesarias para realizar cualquier transacción en las billeteras virtuales.

El problema es que estas billeteras pueden ser modificadas por un tercero previo a su adquisición, lo que tendría sentido ya que un estafador sabrá que nadie compra una billetera para no usarla.

Para evitar comprar una hardware wallet trucada o modificada, es importante consultar los canales oficiales de adquisición según cada fabricante y revisar muy bien el producto al recibirlo.

La estafa más convincente: El phishing

El phishing es, por mucho, uno de los mecanismos de estafa más sucios y efectivos que pueden existir.

Este método de engaño no es exclusivo del mercado de las criptomonedas y casi siempre lleva la misma metodología.

Mediante el phishing un estafador crea una página web, app, plataforma virtual o anuncio 99.99% idéntico a un proyecto oficial legítimo y espera que cualquier usuario desprevenido entre por error e introduzca sus datos para robarlos.

Para evitar caer en este tipo de estafas siempre es recomendable que las webs tengan los protocolos de navegación segura vigentes (https), revisar anomalías en las url y cuidarse de los anuncios.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -