22.5 C
Madrid

Cambio y evolución de la indumentaria militar

El uniforme militar moderno tiene su origen en el siglo XVII y se va consolidando en los siglos siguientes como una característica propia de la institución. La ropa del militar ha sido a lo largo de la historia una forma de diferenciar los ejércitos nacionales del resto de los ciudadanos.





Si en un comienzo no fue una industria consolidada, en la actualidad una tienda del ejército es aquella que está dedicada a la realización y comercialización de estos productos, hechos con telas de primera calidad y todos los detalles y accesorios necesarios para la indumentaria militar.

Causas por las que nace el uniforme militar

Existen poderosas razones que generaron la necesidad de identificar y diferenciar al militar a través de su vestimenta:

  • La primera y más importante fue la necesidad de identificar clara y rápidamente en los campos de batalla a los ejércitos enemigos y los propios.
  • La necesidad social de identificar a la fuerza militar.
  • Organizar y gestionar mejor la propia estructura militar.
  • Ventajas económicas y logísticas.
  • Necesidades inherentes a la actividad militar, que demanda cierto tipo de indumentaria apropiada para las actividades que se realizan con ellas.

Evolución del uniforme militar





En un principio se trataba solo de diferenciar e identificar a los combatientes, pero a medida que los ejércitos evolucionaban, paulatinamente se fueron incorporando otros criterios entre los que se pueden mencionar:

  • Razones prácticas y funcionales, relacionadas con la protección del combatiente ante las posibles circunstancias climáticas y ambientales.
  • Necesidades surgidas del combate y la evolución de técnicas militares propias de cada período histórico.
  • Circunstancias políticas o sociales que influenciarían de forma determinante la adopción de determinados estilos acordes a una ideología o tendencia según el momento histórico.
  • Evolución de la industria textil. Descubrimiento de nuevas técnicas, materiales y fibras de confección. Hasta el siglo XX las fibras más usadas eran de origen vegetal (lino, algodón o cáñamo) o animal (seda o lana). Con el auge de los polímeros plásticos se fueron incorporando fibras artificiales y sintéticas.
  • Las interacciones con la moda civil y los cambios de estilos de acuerdo a la época.

El uniforme militar contemporáneo

En el siglo XX el uniforme militar sufrió más cambios que en todos los siglos anteriores. Los uniformes se hicieron más prácticos y los materiales más adecuados a los requerimientos y necesidades propias de la actividad.

En ese siglo nacen las condecoraciones para promover a los soldados y no solo a los oficiales. Los modelos, las telas y el equipamiento cambian de forma radical. Por ejemplo, en plena guerra mundial el equipamiento adicional consistía en un cinturón de combate donde transportar municiones, un casco de acero y unas botas de piel. Hoy se usan guantes de protección, chalecos antibalas, gafas de tiro y toda una serie de elementos de protección que a principios de siglo pasado eran impensables.




El uniforme militar es realmente un claro reflejo de su época, que lo condiciona según las circunstancias sociales, políticas y económicas. A través de él se pueden entender muchos aspectos de la historia de un país, su tradición y un pasado que se debe respetar. También revela las capacidades tecnológicas de una nación y sus gustos estéticos.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -