15.9 C
Madrid

Importancia de la maquinaria recicladora en la transformación del plástico
I

En el mundo del reciclaje, lo que más vale es la capacidad y la operatividad que se pueda tener para poder recuperar la mayor cantidad de material en el menor tiempo posible, y eso solo se puede hacer cuando se tiene maquinaria especializada que ayude a realizar los correspondientes trabajos.

- Anuncio -

La maquinaria es muy importante en todas las áreas de la industria, y gracias a la misma, se pueden agilizar los trabajos y se pueden optimizar los resultados. En todos los sectores es así, incluyendo el negocio del reciclaje, donde el tiempo es oro y por eso todo se tiene que hacer de la manera más eficiente posible.

Las maquinas recicladoras son muy importantes en la industria del reciclaje, principalmente para la recuperación de plástico, que es uno de los materiales más reciclados en todo el mundo. Con ellas se optimizan los procesos y se da mejor uso al material en menos tiempo, lo cual se traduce a su vez, en mayores beneficios para la empresa recuperadora.

Por eso siempre es recomendable adquirir máquinas de alta calidad que puedan cumplir eficientemente con las correspondientes labores. Incluso hay empresas especializadas que comercializan máquinas de ocasión en óptimas condiciones, ideales para compañías que están iniciando en el sector y no cuentan con los suficientes recursos para comprarlas nuevas.

Además, esta maquinaria de segunda mano es revisada minuciosamente antes de ser puesta en oferta, para garantizar que funcione correctamente y esté en excelentes condiciones.

Ventajas de adquirir maquinaria de segunda mano

La maquinaria industrial de ocasion tiene muchas ventajas, que son aprovechadas por la industria del reciclaje y que ayudan a mejorar los rendimientos de toda empresa. A continuación se mencionan algunos de sus extraordinarios beneficios:

  • Sustancial ahorro: la diferencia entre máquinas nuevas y máquinas de segunda mano es abismal, pese a que cumplen las mismas funciones y desarrollan los mismos procesos. Lo más importante está en aprovechar esas ventajas y las oportunidades que se presentan para adquirir las máquinas necesarias y atender las necesidades que se puedan tener.
  • Aumento de la productividad: por supuesto que una máquina siempre va a ayudar a aumentar la productividad de la empresa, por cuanto aporta fuerza, precisión, operaciones rápidas y demás procesos que ayudan a optimizar el trabajo y, en consecuencia, el rendimiento.
  • Servicio oportuno y mantenimiento preventivo: las empresas que venden maquinarias de ocasión siempre ofrecen sus servicios postventa para atender cualquier contingencia que se presente con sus productos y para darles el correspondiente mantenimiento preventivo.
  • Sin plazos de entrega: uno de los problemas de adquirir maquinaria nueva es que habitualmente se tienen que hacer bajo pedido. Es decir, se deben comprar y luego esperar a que lleguen, y es razonable, porque se trata de una cuantiosa inversión que no todas las compañías se pueden dar el lujo de tenerlas almacenadas sin saber cuándo se venderán.

En cambio, las maquinarias de ocasión están allí, a la vista y disponibles, a toda prueba, para ser enviadas incluso el mismo día de la compra.

  • Pleno compromiso con el medio ambiente: al adquirir una máquina usada se está contribuyendo con el medio ambiente, por cuanto al comprarla se está evitando utilizar una nueva, que implica la utilización de recursos para su fabricación, y con ello, se reduce el impacto medioambiental.
  • Menor devaluación del producto: al vender una máquina usada se puede hacer casi al mismo precio que se compró, siempre y cuando, se mantenga en iguales condiciones de funcionamiento. Esto no es posible con máquinas nuevas, que ya con solo adquirirlas se deprecian automáticamente, y aunque se vendan al día siguiente, su valor siempre estará muy por debajo de lo pagado.
  • Adecuado tratamiento del material reciclado: hay tareas que se podrían hacer con máquinas similares, pero que nunca quedarían igual que con maquinaria especializada, por eso, cuando se adquieren equipos de segunda mano que están diseñados especialmente para el trabajo de reciclaje, se puede garantizar que los trabajos a realizar quedarán ejecutados perfectamente en consonancia con lo que se necesita.

Servicios integrales

En las empresas dedicadas a la comercialización de máquinas de segunda mano para el reciclaje no solo venden equipos, también los compran, así que si tienes una recicladora y necesitas equipos más potentes o con mayor capacidad porque tu negocio está creciendo, entonces aquí tienes la solución: contacta con una de estas empresas para que evalúen tu máquina y la reciban como parte de pago de una más grande que podrás adquirir con ellos.

Pero si solo quieres vender, igualmente podrás venderla al mejor precio del mercado, un representante de la compañía acompañado por técnicos especialistas, harán una evaluación sincera de tu máquina y le darán la mejor tasación posible.

Además, los servicios de mantenimiento y reparación son un aspecto extra importante que estas compañías ofrecen a sus clientes para garantizar que los equipos se mantengan en perfectas condiciones. Eso es esencial, la permanente revisión y mantenimiento, de ello dependerá que siempre funcionen adecuadamente.

Reciclaje del plástico

El plástico, junto al papel, es el material más reciclado, por lo cual muchas de las máquinas especiales que se fabrican para la recuperación de estos desechos, se orientan para el procesamiento de dicho material.

Básicamente, son 5 los procesos que se cumplen para el reciclaje del plástico y para cada uno existe la maquinaria indicada:

  • Triturado: consiste en triturar y compactar el plástico de desechos, para almacenarlo o transportarlo a las siguientes etapas de procesamiento.
  • Lavado: en esta parte del proceso se lava el material en grandes tanques, con productos especiales para retirar residuos e impurezas.
  • Centrifugado y secado: en esta operación el plástico queda totalmente preparado para su proceso final de transformación en nuevo material utilizable.
  • Granceado: en esa fase el material es homogeneizado mediante fundición y corte del plástico en trozos más pequeños.
  • Extrusión: es la parte final del proceso del reciclaje del plástico, en la que se prensa el material con un sistema continuo de flujo de empuje y presión, para agregarlo en los moldes, donde finalmente adquirirán su forma final.

¡Compártelo en tus redes!

CONTENIDO RELACIONADO

- Anuncio -

Top semanal

- Anuncio -

Send this to a friend