11.5 C
Madrid

Jugar gratis a las populares tragaperras es una experiencia extraordinaria para los sentidos
J

Una opción, asombrosamente  entretenida, para disfrutar de los juegos online es jugar a las tragaperras gratis . Parece increíble que el juego de azar más popular de todos los tiempos se pueda jugar gratis y de manera tan accesible. Definitivamente el mundo digital ha acercado todo y ha facilitado, extraordinariamente, hasta la diversión.

- Anuncio -

Desde su nacimiento las tragaperras fascinaron. Es fácil imaginar lo atractiva que debió ser una maquina tragamonedas, en tiempos en los que diversos inventos comenzaban a masificarse, impulsados por los avances tecnológicos de finales del siglo XIX. Su popularidad también ocasionó que varios mecánicos inventores la copiaran, reprodujesen y mejoraran. De hecho, allí radicó el éxito de Charles Fey, a quien se le reconoce sus innovaciones, atribuyéndole su creación.

Anecdóticamente, las tragamonedas son unas sobrevivientes. No solo superaron diversas prohibiciones, sino también al terremoto e incendio de 1906 en San Francisco. En dicha catástrofe se destruyó el taller de Fey y cientos de tragaperras que se encontraban distribuidas en bares y locales de la ciudad.  Solo sobrevivieron 4, las cuales bastaron para seguir propagándose por todo el mundo

La vistosa y llamativa popularidad de las tragaperras

A veces sorprende ver a estas simpáticas, luminosas y sonoras máquinas en el fondo de exitosas películas y series. Aunque parezcan las teloneras de los casinos, resulta que las tragamonedas son las más aplaudidas. Los ingresos que proporcionan y su difusión es tan, pero tan profusa que se encuentran hasta en los sitios más recónditos e inverosímiles.

Mirando futuristamente, en The Last Jedi de la famosa saga de Stars Wars hay una hilarante escena en el casino Canto Bight en la que un extraterrestre ebrio confunde a BB-8 con una máquina tragaperras e intenta jugar en él. La propagación de este artilugio de sonidos, premios y colores es tal, que casi se puede afirmar que luego de su creación, donde existan seres humanos habrá tragaperras.

Quizás mucha gente se pregunte porque las tragaperras, slots o tragamonedas son tan apreciadas. Solo basta jugarlas para comprender cuan sencillas y entretenidas son. Desde las primeras tragaperras, creadas a finales del siglo XIX, estas máquinas han sido la sensación del lugar donde las pongan.

Existen varias hipótesis y estudios sobre las tragaperras y su influencia en el comportamiento humano. No tienen el glamur, la clase, el linaje o el espíritu conquistador y aventurero de otros juegos de casino. Por el contrario, son máquinas de un juegos sencillos, dicharacheros y populares, quizás por eso son tan queridas.

El entretenimiento y distracción antiestrés

Muchas personas encuentran en las tragamonedas una ocasión de liberarse de las situaciones de estrés. Al parecer estos artefactos pintorescos son muy usados para distraerse y liberar tensiones. Estudios indican que son utilizadas incluso para evadir, y existen diversas razones para ello. Lo llamativa, el tiempo que se puede pasar jugando distraído y algo fundamental, su efecto en el cerebro humano.

En una máquina tragaperras la ilusión de obtener premios generada por el movimiento, las luces y sonidos, es interpretada por el cerebro como un momento de mucha gratificación. Se han detectado respuestas como la dilatación de las pupilas que indican gratificación y placer ante sus efectos luminosos y sonoros.

Las luces intermitentes le dicen al cerebro que pasan eventos agradables, la señal es interpretada como sumamente placentera, se libera dopamina y otros neurotransmisores también relacionados con la sensación de felicidad. En consecuencia, al jugar se siente bienestar. No obstante, esta sensación tan grata debe estar acompañada de una actitud responsables y racional hacia el juego. Siempre hay que cuidar y beneficiar la salud mental.

La causalidad versus la casualidad

En oportunidades nuestra mente interpreta un poco diferente las cosas a como son en realidad, son sesgos cognitivos normales que responden a patrones aprendidos y a las creencias. Son procesos normales, y si estamos conscientes de ellos seremos menos vulnerables a la manipulación y al engaño.

La forma en que editamos en nuestra mente la información y los hechos sufre ciertas transformaciones con base en lo que sabemos y creemos. La ilusión de causalidad es un tipo de sesgo que le aplicamos a los hechos. Creemos que hay causalidad donde solo existe una casualidad.

Muchas veces las personas creamos relaciones causa – efecto donde no existen. En estos casos nuestras creencias, preferencias y deseos actúan sobre los hechos y generan la ilusión de que son causados por alguna razón que en realidad no está relacionada. Eso sucede mucho con la superstición, los amuletos, los ritos de suerte, con la publicidad, la propaganda política y por supuesto con los juegos de azar.

Comprender que el juego es diversión y recreación, que las máquinas tragaperras están programadas aleatoriamente y regidas por el azar, que hay mitos que no se corresponden con la realidad, son actitudes verdaderamente liberadoras que le facilitarán disfrutar de forma sana y feliz la próxima vez que acceda online a jugar con tragaperras.

¡Compártelo en tus redes!

CONTENIDO RELACIONADO

- Anuncio -

Top semanal

- Anuncio -

Send this to a friend