3 metodologías para aprender inglés que funcionan a la perfección

Cada vuelta tras las vacaciones, cada inicio de año, cada nuevo comienzo está marcado por un objetivo: mejorar nuestro nivel de inglés. Finalmente, pocos lo consiguen, porque no encuentran una metodología con la que sientan que están progresando en su aprendizaje.

- Anuncio -

Debes admitirlo. Aprender inglés ha dejado de ser un hobby para convertirse en una necesidad imperiosa e irrevocable. Si bien no hemos llegado al punto de no retorno, hay situaciones en las que no saber el idioma inglés te cerrará todas las puertas.





Lo bueno de todo eso es que, para abrir las puertas y generar más oportunidades a nivel profesional y social, lo único que debes hacer es abrazar una metodología de aprendizaje que realmente se adapte a tus expectativas.

Para que lo logres, disponemos aquí de 3 formas populares y efectivas de aprender el idioma inglés.

Apuntarse a una academia





La dificultad para trasladarnos los días que tenemos que asistir a clases, el tiempo y lo complicado que se hace encuadrar la agenda, son algunas de las razones por las que desestimamos la posibilidad de apuntarnos a una academia. La mejor forma de aprender inglés actualmente, seguro.

Pero esas excusas quedan de lado cuando las clases son en línea, pudiendo hacerlas desde la comodidad de tu hogar, como lo propone la academia de inglés CLASING.

La ventaja de hacerlo desde casa es que tendrás un tutor sólo para ti, por lo que el aprendizaje siempre se hará a tu ritmo. Y el ritmo también lo decidirás tú, tanto en horas al día como en días a la semana, de acuerdo a tu disponibilidad.





Los avances utilizando esta metodología están probados y es una manera económica y robusta de fortalecer nuestro idioma, sobre todo en la habilidad para escuchar y entablar conversaciones.

Integrarse a comunidades que hablen inglés

Por razones económicas o de indisponibilidad para trasladarse a otro lugar, la posibilidad de formar parte de una comunidad que hable inglés se hace cuesta arriba, al menos desde el plano meramente físico.

Internet, en cambio, pone de manifiesto que sí es posible formar parte de una comunidad donde la gran mayoría de las personas hablen en el idioma de Shakespeare.

Una forma muy sencilla de hacerlo es registrándose en foros o comunidades donde la temática sea una en las que tenemos un alto grado de afinidad y desde la que podríamos aportar conocimientos.

Así, colocaríamos como ejemplo a los foros de información deportiva, principalmente de fútbol, si te enfocas en Inglaterra; de baloncesto si pensaras en Estados Unidos; y también por ejemplo foros de informática, de ganar dinero por Internet o hasta de música y tocar instrumentos musicales.

Estar en estas comunidades digitales te obliga a escribir y comunicarte con los demás en inglés. Al principio necesitarás utilizar el traductor para hilvanar algunas frases sencillas. Con el tiempo, verás cómo ya logras dominar una gran parte del lenguaje cotidiano, sobre todo, porque has utilizado como trasfondo algo que te apasiona.

Traducir lo que haces al idioma inglés

Un ejercicio que empezarás por hacerlo con mucho esfuerzo, pero que lograrás hacer de forma inconsciente al cabo de unos meses.

¿Debes preparar una entrevista de trabajo? Prueba a preparar entrevista en inglés, con la utilización de un traductor, de un diccionario o de tus conocimientos básicos de inglés.

Si estás leyendo un libro, escribiendo una carta o un post para tus redes sociales, intenta traducir el mensaje al idioma inglés.

Algunas personas, incluso, recomiendan traducir cada una de las palabras que te encuentras en el día a día. En la calle, en el supermercado, camino a casa, y hasta los objetos que te rodean, desde el frigorífico hasta la mesa del comedor.

Un ejercicio sencillo, básico, pero cuyos resultados pueden ser igualmente comparables a los de las metodologías novedosas amparadas en las nuevas tecnologías y que todos conocemos hoy.

Aprender inglés es una necesidad moderna, y algunos métodos, aunque básicos, pueden funcionar cuando nos responsabilizamos en procura de lograr el objetivo.

10 partes del cuerpo humano que son inútiles (o tal vez no)

¿El cuerpo humano contiene partes verdaderamente inútiles? Podría decirse que sí, pero es posible...

La ‘teoría de la estupidez’ de Bonhoeffer: el estúpido suele ser más peligroso que el malvado

Hay un adagio en Internet que dice: "Debatir con un idiota es como intentar...

¿Quieres orgasmos más intensos? Enciende un porro, dicen los científicos

Un estudio reciente de científicos de la Universidad de Carolina del Este y la...

La historia de John Harvey Kellogg, el controvertido inventor de las hojuelas de maíz

Resulta sorprendente descubrir que el famoso cereal para el desayuno, 'Kellogg’s Corn Flakes', tiene...
- Anuncio -
- Anuncio -