8.9 C
Madrid
martes, noviembre 30, 2021

Lo más reciente

La verdad sobre las asombrosas y misteriosas líneas de Nazca en Perú

Las líneas de Nazca, que datan del año 100 a. C., han sido llamadas la "Octava Maravilla del Mundo".

Aproximadamente 450 kilómetros al sur de Lima, Perú, no lejos de las costas del Océano Pacífico, existe un gran plano árido, el sitio de uno de los misterios más antiguos del mundo.

- Anuncio -

A lo largo de 520 kilómetros cuadrados de tierra plana, el duro suelo rojo está roto solo por una serie de surcos extraños. No son profundos, por lo general se rompen entre 15 y 30 centímetros en el suelo, y la mayoría son poco anchos (entre 40 y 210 centímetros).

Las longitudes de las líneas son variables.

Algunas trincheras se extienden por más de 40 kilómetros, cortando grandes líneas paralelas a través del desierto. Otras se vuelven sobre sí mismas, girando en espiral como la huella dactilar de un gigante. Y algunas parecen no seguir ningún patrón discernible en absoluto.

Los primeros viajeros que se encontraron con ellas en el siglo XVI pensaron que eran los restos de carreteras, caminos vastos y complicados de una civilización pasada.

El cóndor
El Cóndor, uno de los 70 geoglifos de plantas y animales o «dibujos en el suelo» que componen las líneas de Nazca en Perú.

No fue hasta 1927 que se descubrió la verdad. El arqueólogo peruano Toribio Mejía Xesspe subía por una serie de colinas cercanas cuando miró hacia abajo y vio los surcos en el valle.

Observó entonces los surcos del desierto y se dio cuenta que definitivamente no eran las ruinas de caminos antiguos. Eran un conjunto de imágenes masivas, símbolos tallados en la tierra, tan grandes que eran irreconocibles desde el nivel del suelo.

Así comenzó casi un siglo de investigación mientras los arqueólogos y los entusiastas aficionados intentaban dar sentido a uno de los mayores misterios del mundo: las líneas de Nazca, designadas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994.

¿Las líneas de Nazca fueron creadas por los extraterrestres?

El asombroso tamaño y complejidad de los diseños en la cuenca del río Grande de Nasca en Perú, genera, por supuesto, la difusión de explicaciones sobrenaturales sobre estos símbolos.

espiral
Muchos de los dibujos se encuentran mezclados con líneas y espirales.

Quienes apoyan las teorías paranormales afirman que los nazca, el pueblo indígena a quien se atribuye la creación de las líneas hace unos dos mil años, no podrían haber grabado los diseños en la tierra sin poder volar. Es solo directamente desde arriba, dicen, que algunos de los diseños son realmente visibles.

Los extraterrestres son una opción viable para sus defensores. Otros dicen que los mismos Nazca construyeron las líneas pero con instrucciones extraterrestres, tal vez para crear pistas de aterrizaje para sus naves espaciales, o para atraer extraterrestres con imágenes lo suficientemente grandes como para ser visibles desde el espacio.

Como evidencia, los fanáticos de la teoría alienígena señalan algunos de los biomorfos de Nazca más inusuales: el nombre de los grabados que representan formas que se encuentran en la naturaleza, como humanos, insectos, pájaros, peces, árboles y flores.

Un ejemplo popular es el biomorfo llamado «el astronauta», una figura humana con una cabeza bulbosa como un hombre con un traje espacial.

El autor suizo Erich von Däniken estaba convencido de que algunos de los biomorfos representan a los propios extraterrestres, una idea que popularizó en su libro de 1968 Chariots of the Gods .

El libro catapultó las líneas de Nazca de Perú a la prominencia entre los teóricos de la conspiración, y el descubrimiento de los cuerpos de Nazca solo alimentó la leyenda.

El astronauta
Una figura humanoide apodada «el astronauta».

Los Nazca, que habitaron los áridos valles de la cuenca del río Grande desde alrededor del año 100 a. C. hasta el 800 d. C., practicaron la momificación. Como resultado, los arqueólogos han encontrado varios cuerpos bien conservados, a veces en condiciones inusuales.

Lo más notable es un alargamiento distintivo y antinatural del cráneo en algunos de los cadáveres.

Luego, también, fue hallada la misteriosa momia de tres dedos, que causó sensación en junio de 2017 cuando los investigadores entusiasmados anunciaron su creencia de que este último cuerpo no sería humano.

La verdad sobre las líneas de Nazca

Entonces, ¿los extraterrestres jugaron un papel en la creación de las líneas de Nazca?

Probablemente no.

Incluso si te inclinas a creer en la existencia de extraterrestres que visitan la Tierra, no hay muchas razones para sospechar que participaron en este misterio en particular.

Eso es porque cuando se trata del «cómo» de las líneas de Nazca en Perú, realmente no queda nada por resolver.

A diferencia de las pirámides y Stonehenge, que plantean preguntas persistentes sobre cómo los antiguos que las construyeron lograron hazañas tecnológicamente tan difíciles, las líneas de Nazca claramente se pueden construir con tecnología disponible antes de la Era Común.

Los Nazca simplemente rastrillaron la capa superior de suelo rocoso, que tras miles de años de meteorización se había vuelto de un rojo marrón oscuro, para revelar la arena amarilla más clara debajo. La diferencia de coloración crea líneas distintivas que son visibles a kilómetros.

La verdad sobre las líneas de Nazca
Los antiguos peruanos crearon geoglifos como las líneas de Nasca moviendo piedras para definir los bordes de las líneas y luego raspando la capa superior de tierra entre los bordes para revelar un suelo más claro debajo.

Para obtener las proporciones correctas de sus diseños, los Nazca podrían haber creado pequeños modelos, luego usar estacas (algunas de las cuales se han encontrado) y cuerdas para escalarlas.

Si bien las líneas de Nazca se ven mejor desde la ventana de un avión, todas ellas también son perfectamente visibles desde tierras elevadas, como las estribaciones circundantes de la llanura, incluida la que el arqueólogo peruano Xesspe estaba subiendo cuando vio los glifos. Los Nazca fácilmente podrían haber dirigido operaciones o controlado gran parte de su trabajo desde colinas cercanas.

Incluso la longevidad de los diseños se explica fácilmente. La llanura que habitó Nazca es tan árida que casi no tiene clima; pocos vientos perturban su suelo y la precipitación media de la región alcanza un máximo de 4 milímetros por año. Como resultado, los surcos excavados hace miles de años han permanecido prácticamente intactos.

No fue necesaria la intervención de extraterrestres, ni durante la construcción ni después.

En cuanto al biomorfo “astronauta”, también se le conoce con otro nombre: el gigante. No es difícil imaginar que los Nazca estilizaran sus imágenes de las personas de la misma manera que se desviaron de la realidad con sus animales: agrandando algunas partes (como la cabeza) y encogiendo otras.

Pero ¿qué pasa con los cuerpos?

Los arqueólogos también tienen una buena respuesta.

Se cree que la momia de tres dedos es un engaño improvisado por falsificadores de restos momificados reales de Nazca.

momia de tres dedos
¿Encontraron los investigadores un alienígena momificado de tres dedos en Nazca, Perú?

Los cráneos alargados de las momias de Nazca son absolutamente reales, pero, al igual que las líneas de Nazca, son obra de manos humanas.

Los Nazca realizaron lo que los arqueólogos llaman deformación craneal artificial, una práctica que implica atar los cráneos de los bebés cuando son flexibles para crear una forma de cráneo alterada que dura hasta la edad adulta.

Es una práctica que se encuentra entre los pueblos antiguos de todo el mundo, que se cree que se usó como una especie de marcador dentro del grupo para diferenciar una tribu de los forasteros, o tal vez como una señal de estatus social dentro de una tribu.

deformación craneal artificial
La modificación intencional del cráneo fue practicada en muchas culturas.

Los investigadores creen que es poco probable que haya afectado la capacidad cognitiva o la salud.

El verdadero misterio de las figuras del desierto en Perú

Aunque está claro cómo se hicieron las líneas de Nazca en Perú, una cosa continúa siendo un misterio: ¿para qué?

En los años posteriores a su descubrimiento, los arqueólogos favorecieron las explicaciones astronómicas.

Paul Kosok y Maria Reiche, algunos de los primeros en estudiar las líneas, plantearon la hipótesis de que los surcos se habían hecho para indicar los lugares en el horizonte donde el sol y la luna salían y se ponían en días festivos importantes, como una especie de calendario enorme.

La araña
Una representación de Nazca de una araña.

Se pensaba que los geoglifos representaban constelaciones terrestres como las del cielo nocturno.

En los últimos años, sin embargo, los estudiosos han comenzado a dudar de las interpretaciones astronómicas de las marcas, señalando el hecho de que la mayoría de las líneas no se relacionan fácilmente con sucesos celestiales.

Johan Reinhard, de National Geographic, cree que es más probable que las líneas fueran marcadores de los sitios de los rituales religiosos, especialmente aquellos centrados en el agua.

En un clima tan seco, que el agua habría sido una preocupación constante para los Nazca, una preocupación que algunos arqueólogos ven en los biomorfos que los pueblos antiguos eligieron tallar en la tierra.

El colibrí
Un colibrí estilizado de impresionante tamaño.

Las arañas, en muchas culturas andinas, están asociadas con la lluvia, y animales como monos y colibríes habrían aparecido en las selvas cercanas, donde el agua era abundante.

Es casi imposible saber por qué los Nazca construyeron las líneas sin más evidencia. Los investigadores, sin embargo, tienen la esperanza de que con la llegada de dispositivos modernos, especialmente los drones de alta tecnología como los usados por arqueólogos peruanos para descubrir 50 nuevas líneas en 2018, las respuestas estén a la vuelta de la esquina.

- Te puede Interesar -

Lo más reciente

- Anuncio -

No te pierdas

- Anuncio -