30.9 C
Madrid

5 novedades de la actualización a la normativa de pagos online PSD2

Dado que las compras online se han incrementado de forma descomunal por efecto de la pandemia, la seguridad de datos tan sensibles como los de pago se ha vuelto un tema que demanda más atención que nunca.





Ante las nuevas necesidades de seguridad de pagos no solo de usuarios, sino también de entidades bancarias y comercios, surge la actualización de la norma de pagos a través de medios electrónicos, PSD2.

Veamos a continuación qué suponen los cambios en este marco regulatorio de compras electrónicas para el mercado europeo.

¿Qué es la PSD2 y qué injerencia tiene sobre el mercado de pagos electrónicos en Europa?





La PSD, originalmente sin el número 2, es una normativa europea que entra en vigor en el año 2007 para regular y reforzar la seguridad, la transparencia y la eficiencia de los servicios electrónicos de pago. Por medio de la misma, ahora era posible hacer seguimiento de los nuevos operadores en el comercio online.

Entre los objetivos de esta normativa está la creación de un mercado de pagos global europeo. Términos como “Área Única de Pagos en Euros” e instituciones de pago fueron introducidos por la primera normativa. No obstante, y debido a las nuevas demandas surgidas por la creciente actividad del comercio online, viene la actualización de la norma. Esta es llamada PSD2 y acaba de entrar en vigencia para hacer más seguras las nuevas formas de pago online.

Cinco novedades que trae la PSD2

1. Doble autenticación del usuario para comprar en Internet

En principio, esta nueva ley establece la ‘Autenticación Reforzada de Clientes’, lo cual significa que la mayoría de los pagos van a solicitar una verificación más rigurosa. Los usuarios deberán elegir dos métodos de autenticación de sus datos antes de proceder con un pago, los cuales pueden ser: un teléfono móvil, una contraseña o un código temporal que haya recibido para la compra, la huella dactilar, la voz o incluso el reconocimiento facial. Con ellos se busca reducir el fraude.

2. Eliminación de las aplicaciones de terceros para hacer pagos




Igualmente con el propósito de conseguir transacciones más seguras, la nueva normativa exige a los comercios que suspendan el uso de aplicaciones de terceros que redirigen a los usuarios a otra página web, para culminar un pago. Esto, además de simplificar los pagos, establece la conexión directa entre comerciante y banca.

3. Pagos sin tarjeta de crédito o débito

En caso de compras frecuentes en un mismo comercio, el banco verificará el pago a través de un código de 6 dígitos (Código de Identificación Personal), enviado a través de SMS. Así, no será necesario colocar el número de la tarjeta al momento de pagar.

4. Los pagos con tarjeta no generarán recargo

Para los clientes esto es una gran noticia, quienes verán un mayor ahorro al no tener que pagar recargos.

5. Seguimiento integral de las finanzas

La PSD2 abre el mercado a compañías de servicios de información financiera (Account Information Services Provider). Con el servicio de estas compañías, será posible tener un récord integral de las finanzas de un cliente. Se podrá ver, desde una misma plataforma, estados de cuenta, ingresos, gastos y saldos de distintas cuentas asociadas a un mismo titular.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -