Por favor, cuando tengas diarrea… evita meter el culo en una piscina

Por favor, cuando tengas diarrea... evita meter el culo en una piscina

¿Sabes cuántas personas han tenido el trasero lleno de diarrea mientras tú chapoteas muy feliz junto a ellas en una piscina? Esto es algo imposible de saber, y seguramente tú también te habrás sumergido muchas veces en esas condiciones mientras los demás se divierten en el agua.

Pues bien, nuevamente los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Estados Unidos, advierten a las personas con este trastorno intestinal que deben mantener sus culos alejados de las piscinas para evitar la propagación de un parásito resistente llamado Crypto.

Los brotes del parásito

Los brotes del parásito

Recientemente, los CDC publicaron un informe sobre las últimas tendencias de brotes provocados por Crypto, mejor conocido de manera formal como Cryptosporidium. Durante el período 2009-2017, fueron reportados en Estados Unidos 444 brotes de este parásito, dando lugar a 7.465 casos de criptosporidiosis, de los cuales 285 requirieron hospitalización y 1 terminó en muerte. Cada año el aumento de brotes es alrededor del 13%.

Así como muchos otros agentes infecciosos atacan al sistema digestivo, Crypto causa diarrea acuosa que puede durar hasta tres semanas, además de calambres estomacales, vómitos y deshidratación. Si bien la mayoría de personas supera la desagradable experiencia sin mayores consecuencias, e incluso algunas pasan sin percibir síntomas, el peligro puede ser potencialmente mortal en aquellos individuos con sistemas inmunológicos debilitados.

Crypto es uno de los patógenos a nivel de vía entérica más comunes en el mundo. Puede ser contraído a través del manejo de ganado de granja, en hospitales, guarderías o por el contacto directo con personas infectadas. Pero según los CDC, la principal fuente de infección, que abarca el 35% del total de los brotes, son las piscinas públicas.

Tal vez le atribuyas estos brotes a esas piscinas mal mantenidas, pero Crypto puede resistir varios días al agua y a las superficies tratadas con cloro. Y basta con un solo germen para que alguien termine enfermo. Pero en este caso, como en muchos, el verdadero monstruo no es ese germen, es el ser humano.

Propagación evitable

Propagación evitable

La mayoría de víctimas y posteriores propagadores del parásito tienden a ser muy jóvenes. A raíz de esto, la advertencia de los CDC ha sido dirigida especialmente a los padres. Así lo señaló Michele Hlavsa, directora del programa de Natación Saludable de los CDC:

Los niños pequeños pueden enfermarse gravemente y propagar Crypto con facilidad. No saben cómo usar el baño y lavarse las manos, o apenas están aprendiendo cómo hacerlo. Pero nosotros, como padres, podemos tomar medidas para ayudar a mantener a nuestros hijos saludables en el agua y en otros entornos.

Dicho lo anterior, es muy probable que hayan habido casos de criptosporidiosis y otras enfermedades causadas por bañistas adultos que deberían saber que nunca hay que ingresar a una piscina mientras se tenga la mierda suelta. Así entonces, si tú o tus hijos tienen diarrea, por favor, no se metan en una piscina. Espera al menos que pasen dos semanas luego de la última evacuación diarreica para hacerlo.

Por cierto, no está de más hacerte una última recomendación: procura no tragar agua de la piscina.

¡Compártelo en tus redes!