31.2 C
Madrid

Las dos únicas partes del cuerpo humano que nunca dejan de crecer
L

Seguramente crees que luego de los estirones que experimentaste al final de tu adolescencia tu cuerpo puede tener cambios pero ya no crece más. Pues tu creencia tiene un par de excepciones: los seres humanos tenemos dos partes del cuerpo que nunca dejan de aumentar de tamaño.

- Anuncio -

Durante la infancia, muchos padres acostumbran a ir marcando el aumento de la altura de sus hijos, colocando marcas con un rotulador en alguna pared como registro nostálgico del paso de los años. Pero cuando llega la madurez, el proceso se revierte, dado que comenzamos a perder algunos centímetros a medida que envejecemos. Sin embargo, solo dos partes se resisten a contraerse y, por el contrario, continúan creciendo.

Se trata de la nariz y las orejas. ¿Por qué? El Dr. Ryan Neinstein, cirujano plástico de NYC Surgical Associates y Neinstein Plastic Surgery, explicó a Reader’s Digest qué hace que estas dos partes faciales actúen diferente del resto de su cuerpo.

Cuando las células de todo nuestro cuerpo, como las células óseas, musculares y grasas, dejan de duplicarse, paramos de crecer. Esto no significa que las células en sí mismas no puedan crecer (sí pueden; así es como desarrollamos músculo) o encogerse (sí pueden; así es como quemamos grasa). Pero la mayoría de ellas dejan de dividirse, y en la mayoría de las partes de nuestro cuerpo, “el número de células está bloqueado” después de la pubertad, señala el Dr. Neinstein.

crecimiento orejas

Nuestras nariz y orejas son partes únicas en comparación con el resto de nuestro cuerpo porque están compuestas de tejidos blandos envueltos en cartílago. Y es este tejido blando el que sigue creciendo durante toda nuestra vida.

En otras palabras, tenemos más células en la nariz y en las orejas a los ochenta años que a los veinte. De hecho, tal vez te hayas dado cuenta que algunas personas mayores parecen tener estas partes del cuerpo más grandes, algo que definitivamente no es debido a la gravedad, ya que no crecen solo hacia abajo, sino de manera uniforme.

Y si te estás preguntando por qué el cabello y las uñas no están en la lista de partes del cuerpo que no dejan de crecer, el Dr. Neinstein también tiene una explicación para eso.

El crecimiento del cabello y las uñas, explica, es genético y difiere para cada persona. Por ejemplo, la calvicie o alopecia es en el 95% de los casos hereditaria. Si bien el crecimiento continuo de orejas y nariz es constante, la situación del cabello y las uñas “no es tan clara”, concluye el Dr. Neinstein.

Mientras tanto, la nariz y las orejas, de modo sigiloso y casi inapreciable, siguen aumentando de tamaño con el paso del tiempo.

¡Compártelo en tus redes!

CONTENIDO RELACIONADO

VÍDEOS RECOMENDADOS

Top semanal

El infame caso de Ota Benga, el hombre que el Zoológico del Bronx exhibió en la jaula de los monos

Cuando abrió sus puertas el Parque Zoológico de Nueva York (ahora el Zoológico del Bronx) el 8 de septiembre de 1906, los visitantes quedaron...

La razón por la que tu perro se aterroriza por las tormentas eléctricas y cómo puedes ayudar

Un fuerte y ensordecedor trueno puede incluso asustar a cualquier persona adulta que sabe que no hace daño, por lo que el miedo de...

5 métodos con los que literalmente puedes perder peso mientras duermes

Si lo que buscas en perder peso y adelgazar de manera saludable, deberías atender ciertas pautas que puedes implementar mientras duermes, de fácil aplicación...

Send this to a friend