¿Qué hacer cuando alguien sufre un ataque de epilepsia?

Qué hacer cuando alguien sufre un ataque de epilepsia

Sobre la epilepsia son muchas preguntas las que suelen surgir. En este artículo te ayudaremos a comprender algunos conceptos e información básica que en un momento dado podrías necesitar.

¿Qué es la epilepsia?

La epilepsia es una enfermedad provocada por un desequilibrio en la actividad eléctrica de las neuronas de alguna zona del cerebro. Se caracteriza por uno o varios trastornos neurológicos que dejan una predisposición en el cerebro a padecer convulsiones recurrentes, que suelen dar lugar a consecuencias neurobiológicas, cognitivas y psicológicas.

Las convulsiones en la epilepsia pueden estar relacionadas con una lesión cerebral o una tendencia familiar, pero la mayoría de las veces se desconoce la causa. Su frecuencia puede variar mucho, incluso se pueden presentar varias por día.

Según datos de Epilepsy Foundation, 65 millones de personas en todo el mundo sufren actualmente de epilepsia, cifra que nos indica que estamos ante una enfermedad más común de lo que creíamos. Incluso más personas viven con epilepsia que con trastornos del espectro autista, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple y parálisis cerebral, combinadas.

Y a pesar de que la epilepsia es una de las afecciones médicas más antiguas conocidas del mundo, muchas personas aún no la entienden. En demasiados casos, este malentendido ha llevado al miedo, la discriminación y el aislamiento social.

¿Qué hacer cuando alguien tiene una convulsión?

Quédate con la persona

Desde Epilepsy Foundation describen los pasos específicos y generales para responder a un ataque de epilepsia. Los pasos son simples, y cualquiera puede hacerlos.

Recuerda siempre las tres “S”: Stay, Safe, Side al momento de aplicar los primeros auxilios:

Quédate con la persona (Stay)

Tal vez te diste cuenta de cómo alguien comenzaba a convulsionar, o quizás encontraste a la persona ya convulsionando. Sea como fuere, quédate con ella para cerciorarte de que esté segura y para poder protegerla de posibles lesiones. Intenta cronometrar el tiempo activo de la convulsión de principio a fin, si dura más de 5 minutos solicita el apoyo de emergencias.

Mantén la calma y háblale tranquilamente durante la crisis para que al reincorporarse se encuentre con una voz amigable. Mientras tanto, revisa si la persona posee algún tipo de identificación médica (ya sea en su móvil o algún elemento como un brazalete de atención médica).

Mantén a la persona segura (Safe)

Una persona que está sufriendo una convulsión está expuesta a lesiones si se cae o si se golpea con algún elemento, así que ayúdale a evitar situaciones peligrosas. Si comienza a caminar o a deambular, guíala hacia un lugar seguro. Si da la sensación de que se puede caer, llévala suavemente hacia el suelo. Trata de despejar la zona de muebles, objetos afilados o cualquier cosa que pueda representar un peligro.

Invita a los espectadores (si los hay) a dar un paso atrás y darle algo de espacio a la persona. Despertar en medio de una multitud puede ser vergonzoso y confuso para una persona después de una convulsión. Pídele a alguien que se quede cerca en caso de que necesites más ayuda.

No la sujetes

Hacerlo no hará que la convulsión se detenga, y podría aumentar el riesgo de que la persona se lastime a sí misma o a otros. Al respecto, esto explica Epilepsy Foundation:

Las personas no luchan a propósito durante una convulsión. Sin embargo, si notan que están sujetos mientras se encuentran desorientados, pueden responder agresivamente.

Coloca a la persona de lado (Side)

Haz que la persona se sienta lo más cómoda posible en caso de que no esté despierta y consciente. La recomendación de Epilepsy Foundation es aflojar toda la ropa ajustada que lleve y colocar algo pequeño y suave debajo de su cabeza. Gira su cuerpo para que permanezca de lado y con la boca apuntando hacia el suelo, esto evitará que la saliva bloquee sus vías respiratorias y ayudará a la persona a respirar más fácilmente.

Y por favor, no le pongas nada en la boca

¿Te han dicho que una persona convulsionando puede tragarse la lengua? Pues esto es totalmente falso y no va a ocurrir. Es cierto que puede morderse la lengua, lo cual puede resultar muy doloroso, pero introducir algún elemento en su boca para evitarlo puede empeorar la situación. Por ejemplo, podría romperse un diente o tragarse el elemento. Menos aún es bueno darle comida, agua o medicamentos.

¿Qué hacer después de la convulsión?

La persona puede sentirse avergonzada, confundida o asustada cuando despierta. Coméntale lo ocurrido y dile que vas a quedarte a su lado hasta que pueda llegar a casa o comunicarse con un familiar o amigo.

¿Cuándo llamar a emergencias?

  • Las convulsiones duran más de 5 minutos.
  • Convulsiones reiteradas.
  • Respiración dificultosa.
  • Las convulsiones ocurren en el agua.
  • La persona está lesionada, embarazada o enferma.
  • La persona no vuelve a su estado habitual.
  • Ataque por primera vez
  • La persona solicita ayuda médica.

Hay distintos tipos de convulsiones, y la respuesta más adecuada para cada caso puede variar ligeramente. Algunas personas pueden estar utilizando medicamentos o tratamientos especiales. En cualquier caso, estas recomendaciones deben funcionar como regla general. Pero como en cualquier otra emergencia, lo mejor es buscar ayuda médica si consideras que la persona está en riesgo.

¡Compártelo en tus redes!