Comprender las ventajas y desventajas de los Robots móviles autónomos

- Anuncio -

Con el avance de las tendencias en la automatización de almacenes, diferentes tipos de empresas están compitiendo para implementar diferentes tecnologías como los Robots móviles autónomos para aumentar la rentabilidad, la eficiencia y la productividad. Siga leyendo para conocer los fundamentos de los AMR de almacén y comprender sus ventajas e inconvenientes.

Robots móviles autónomos para el almacenamiento





Los Robots móviles autónomos (AMR) en el procesamiento de pedidos o en el almacén son unidades capaces de interpretar los movimientos en su entorno sin supervisión humana. Los AMR vienen con mapas, cámaras y sensores a bordo compatibles con el software de aplicación del almacén.

Estas unidades pueden utilizarse para realizar diversas funciones, como B. facilitar las estrategias de picking y el transporte de mercancías y materiales. El uso de Robots móviles autónomos en las operaciones de almacén reduce el tiempo que los empleados tienen que recorrer las instalaciones y les permite realizar tareas más valiosas.





Los AMR utilizan láseres para escanear su entorno. También llevan incorporados sistemas que les ayudan a interpretar los datos de los sensores y a garantizar que puedan detectar obstáculos y navegar sin problemas. Hoy en día, los Robots móviles autónomos resultan muy útiles para agilizar las tareas de paletización.

Antes de adoptar los AMR, debe evaluar si son o no ideales para su operación. Aunque los AMR pueden ser muy beneficiosos para sus instalaciones, no se adaptan a todas las operaciones o sectores. Analicemos sus pros y sus contras para que pueda determinar si satisfacen o no las necesidades de su empresa.

Ventajas

  • Los AMR son flexibles

Un robot móvil autónomo no sigue una ruta específica cuando se desplaza de un punto a otro. A diferencia de los vehículos guiados de forma autónoma, que siguen un cable o una cinta magnética, los AMR esculpen su trayectoria y evitan los obstáculos. Esta característica los hace más flexibles a la hora de asumir nuevas tareas.





Como se ha visto anteriormente, los profesionales del almacén pueden reprogramar los AGVs para nuevas disposiciones y rutas del almacén. Asignar nuevas rutas a un AGV o incluso cambiar su entorno puede ser un reto y requerir más dinero y tiempo. Por ejemplo, puede ser necesario instalar un nuevo cable alrededor de las nuevas rutas de conducción.

  • Varias pinzas y accesorios son compatibles con los AMR

Puede montar una amplia gama de accesorios, como el robot colaborativo, pinzas, transportadores, elevadores, contenedores, ganchos y en el AMR. Ese robot colaborativo, en este caso, entra en la categoría de manipulador móvil industrial autónomo (AIMM).

Estas unidades pueden resultar útiles para mover productos de una línea de producción a otra. También pueden utilizarse para sustituir a un robot defectuoso, reduciendo el tiempo de inactividad que supondría la reparación o sustitución del robot. El aumento de la eficiencia de la línea de producción y la reducción del tiempo de inactividad aumentan la eficacia general de los equipos (OEE), que es la norma aceptada para determinar la productividad de la fabricación.

  • Son muy autónomos

La autonomía es una de las ventajas más significativas de los AMR. Puede buscar obstáculos en el espacio de trabajo sin ayuda humana, incluso en zonas de mucho tráfico donde hay trabajadores, lo que dificulta al robot. Por ejemplo, los robots pueden programarse para dominar los puntos de inicio y final.

Esto puede ayudarles a maniobrar mientras escanean para evitar los obstáculos del camino. Además, los programadores de robots pueden integrar una tarjeta de inventario en el robot de antemano para ahorrar tiempo y garantizar la seguridad. El robot reconoce como barreras los objetos que no están en el mapa y los recorre rápidamente. Esto hace que el proceso sea más flexible y aumenta la fiabilidad.

  • La instalación de los AMR es rápida

Los AMR vienen con el software necesario para facilitar su funcionamiento. No es necesario establecer una conexión entre el dispositivo y el software existente en el almacén, como B. WES (Warehouse Execution System). Las interfaces del WES son estándar en la industria, es decir, la conexión ya existe.

Un sistema de gestión de almacenes es un método de registro y seguimiento del proceso de conversión de las materias primas en el producto acabado en la línea de producción. Si un almacén ya funciona con el sistema WES, los AMR pueden transportar los pedidos y transferirlos rápidamente al sistema. Sin embargo, este proceso se considera opcional.

Los Robots móviles autónomos pueden colaborar con otros componentes en toda la línea de producción en un plazo de cinco semanas. Sin embargo, esto depende de la aplicación y su complejidad. Es un margen corto en comparación con los AGV, que tardan mucho tiempo en almacenarse para acostumbrarse a todas las rutas.

¿Cuáles son las desventajas de los AMR?

  • Son los más adecuados para las tareas ligeras

Uno de los principales inconvenientes de los Robots móviles autónomos es su limitada capacidad de carga. Estas unidades sólo pueden levantar un máximo de 1 tonelada. En cambio, las carretillas elevadoras tradicionales y los AGV pueden levantar 30 y 60 toneladas, respectivamente.

  • Los AMR pueden suponer un riesgo para la seguridad

El uso de Robots móviles autónomos podría plantear diversos riesgos de seguridad. Se desaconseja encarecidamente sobrecargarlos. Si se activan los frenos de emergencia, existe una gran posibilidad de que la carga se caiga y dañe a los trabajadores humanos. Hay que seguir estrictamente las especificaciones de seguridad de estos dispositivos para evitar accidentes innecesarios.

  • Los AMR se mueven lentamente

Por razones de seguridad, los Robots móviles autónomos están diseñados para una velocidad máxima de 7 km/h. Esta velocidad es inferior a la de una carretilla elevadora. Además, puede funcionar continuamente hasta un máximo de 15 horas, y el tiempo de carga es de entre dos y tres horas, lo que puede suponer un tiempo de inactividad más largo en un entorno industrial. Aunque los empresarios pueden comprar más AMR para utilizarlos mientras el resto se carga, puede ser una gran inversión que muchas empresas no pueden permitirse.

  • Los AMR pueden ocupar mucho espacio

Los AMR requieren mucho espacio de trabajo. A la hora de diseñar la línea de producción, hay que asegurarse de que los suelos estén nivelados y perfilar las transiciones de una altura y superficie a otra. Los entornos de trabajo con vapor y polvo pueden afectar al funcionamiento eficaz del AMR y destruir sus sensores. Las numerosas curvas cerradas y los recorridos a lo largo de los túneles hacen que el uso de los AMR sea desalentador. Hay que analizar cuidadosamente el campo de tiro para asegurarse de que es apto para los AMR.

Finalmente

Aunque los costes de la inversión inicial pueden ser caros y prohibitivos, especialmente para las nuevas empresas y los pequeños negocios, los robots colaborativos pueden suponer un retorno de la inversión a largo plazo. Los robots móviles son beneficiosos en los almacenes y en otros sectores como la fabricación y la sanidad. Aunque vienen con algunas preocupaciones y limitaciones, adoptarlos puede aumentar su productividad y aumentar las ventas.

Te puede interesar

Historias recientes

La increíble historia del jefe John Smith, el hombre que «vivió 137 años»

En 1922, murió un hombre conocido como el jefe John Smith.Smith o el lobo...

La historia poco conocida de Klara Hitler, la cariñosa madre del Führer

Desde la dictadura genocida de Adolf Hitler, muchos en Alemania y en el mundo...

Desapariciones en cruceros: 9 de los casos más misteriosos de la historia

Para muchos, viajar en crucero significa darse unas vacaciones de ensueño. En el mar,...

Amou Haji, el hombre más sucio del mundo que lleva casi 70 años sin bañarse

Es conocido en Internet como el hombre más sucio del mundo. Pero para Amou...
- Anuncio -

Contenido relacionado

- Anuncio -