29.5 C
Madrid

Ventajas de la serigrafía para personalizar objetos

Para personalizar ropa o algún objeto con reclamos publicitarios, la serigrafía es una técnica que permite obtener un resultado de gran calidad a un precio accesible. También puede emplearse para iniciar un negocio donde se ofrezcan estampados que tengan una larga duración. En el siguiente artículo se explicará brevemente los aspectos más importantes de la serigrafía

¿Qué es la serigrafía?





La serigrafía es una técnica que permite transferir imágenes sobre la superficie de diferentes objetos. Esto se logra transfiriendo el diseño al objeto que se quiere personalizar a través de una malla tensada en un marco. Dependiendo del tamaño y tipo de diseño se pueden escoger una variedad de pantallas o mallas. Por cada color que se quiera utilizar, se va a necesitar una pantalla extra.

Esta técnica es una de las más antiguas. Según los registros, los primeros en aplicar esta técnica fueron los habitantes de las islas Fiyi, alrededor del año 3000 a. C. Pero fue en 1907 que Samuel Simón de Manchester patentó la idea de montar unas plantillas de estampación sobre un soporte de seda, naciendo oficialmente la serigrafía.





Entre las ventajas esta que se puede estampar una gran variedad de objetos o telas. La impresión es de muy alta calidad y duradera, además de resultar más económica aun manteniendo un gran detalle en los diseños.

Tipos serigrafía

Se puede dividir la serigrafía en 5 tipos:

  1. Serigrafía Manual: esta fue la primera forma de serigrafía que surgió y es la más empleada. En el procedimiento es una persona, no una máquina, quien realiza la impresión.
  2. Serigrafía semi automática: se combina el trabajo de la persona con el de la máquina. El operario solo debe colocar en la base el objeto que se quiere estampar y la máquina se encarga de estamparlo.
  3. Serigrafía circular: este tipo es especialmente útil para estampar superficies redondas, como botes de agua. En ella se necesita de una máquina para poder hacer la impresión.
  4. Serigrafía en paraguas: se emplea también una máquina para personalizar los paraguas y es necesario usar una máquina.
  5. Serigrafía automática y textil: en este tipo se emplean máquinas automáticas para hacer una impresión digital. Es actualmente muy popular para estampar camisetas o bolsas de algodón.

Técnicas de serigrafía

  1. Con plantillas: para esta se usa un recorte de una plantilla en papel. Se suele usar para dibujos que no requieren demasiados detalles y es común cuando no se tiene mucha experiencia.
  2. Con emulsión: esta es una técnica más complicada, por lo que el operador necesita tener experiencia haciendo serigrafía. Para llevarla a cabo se debe fabricar una plantilla a través de una fotografía, que debe estar en blanco y negro. Por este motivo. Es la mejor opción si se requiere un trabajo con mucho detalle y fidelidad a la imagen original.
  3. Con tinta de dibujo. No es una técnica muy difícil. Consiste en hacer un dibujo sobre la malla, para ello se necesita tinta de dibujo y a un rellenador de pantalla.

Pasos para hacer un trabajo de serigrafía

Los pasos varían dependiendo del tipo de técnica que se aplica. A grandes rasgos, los pasos son:

  1. Dibujar el diseño sobre la plantilla
  2. Recorta el diseño: Las partes recortadas serán por las que pase la pintura
  3. Pega el diseño sobre la pantalla serigrafía dejando libre la zona que se va a pintar
  4. Fija la pantalla
  5. Entintar el diseño
  6. Limpiar la malla.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -